RSS

Girard, Malatesta y Rocker: Anarquismo

Ed. Pastanaga, Barcelona, 1977

André Girard: Anarquía y Anarquismo

La anarquía es la negación del estado, bajo cualquier forma que se presente; éste es reemplazado por la iniciativa privada, ejerciéndose libre y armónicamente.

El anarquismo estima que el orden, la armonía de la sociedad, así como la felicidad del individuo, están en contradicción con el ejercicio de una autoridad, sea cual fuere. Los actos antisociales son el resultado de la organización social basada en la desigualdad de condiciones.

Se pueden encontrar raíces anarquistas en el pasado: los anabaptistas del siglo XVI, algunos puritanos ingleses del siglo XVII, el cura Meslier, Rousseau, los hebertistas y bobouvistas de la Revolución Francesa, Proudhon, Bellegarrigue. Fue Bakunin quien imprimió al anarquismo el carácter revolucionario que no tenía antes.

Errico Malatesta: La Anarquía

Errico Malatesta

Errico Malatesta

Los defensores de la existencia del gobierno afirman que los hombres tienen intereses contrarios y que, por consiguiente, se necesita una fuerza externa, superior, para obligar a todos a respetar los intereses de todos. La clase de propietarios siempre acaba por someter más o menos abiertamente al poder político, es decir, al gobierno, y convertirlo en su propio guardián.

Hay por tanto, dos poderes: el gobierno que tiene en sus manos la fuerza  y los que disponen del origen de la fuerza, la propiedad. El gobierno acaba siempre, fatalmente, por constituirse en guardián del propietario. Los órganos indispensables de todo gobierno son el policía y el recaudador de impuestos.

Afortunadamente, el porvenir de la humanidad es más risueño, porque es más dulce la ley que la gobierna. Esta ley natural es la solidaridad.

El hombre tiene el instinto de la propia conservación, sin el cual ningún ser vivo existiría, y el instinto de la conservación de la especie, sin el cual ninguna especie se hubiera podido formar y subsistir. Se ve pues, naturalmente impulsado a defender la existencia y el bienestar de sí mismo y de su progenie.

Los hombres tienen dos maneras de asegurarse la supervivencia y hacerla más agradable: la lucha individual contra los elementos y los demás individuos o el apoyo mutuo, la cooperación,  La solidaridad es la condición en la cual el hombre encuentra el mayor grado de seguridad y de bienestar. Y por eso el egoísmo, es decir, la consideración exclusiva de su propio interés, empuja al hombre a la solidaridad. Así, egoísmo y altruismo (consideración de los intereses de los demás) se confunden en un mismo sentimiento, como el interés individual y el social.

El ser real es el hombre, el individuo. La sociedad, la colectividad, el Estado, el Gobierno, son meras abstracciones, agregaciones de individuos. Las cosas que marchan mejor son aquellas en las que no interviene el gobierno.

Los anarquistas presentan un método nuevo: la libre iniciativa de todos y el pacto libre después de que , abolida revolucionariamente la propiedad privada, todos estén en posesión de igualdad de condiciones para disponer de la riqueza social.

Rudolf Rocker: Anarquía, aspiraciones y propósitos

Rudolf Rocker

Rudolf Rocker

Las ideas anarquistas tienen muchos antecedentes históricos: Lao Tsé, los filósofos griegos hedonistas, cínicos y estoicos (Zenón), Rabelais, Diderot, Guillermo Godwin, Robert Owen, Proudhon, Benjamín Tucker, Max Stirner, Bakunin.

Kropotkin (El apoyo mutuo), aboga por la propiedad en común, no solo de los Medios de Producción, sino de los productos del trabajo. También defienden ideas anarquistas o cercanas al anarquismo Malatesta o Tolstoi.

 
Leave a comment

Posted by on April 23, 2014 in anarquismo

 

Tags: ,

Juan-Sisinio Pérez Garzón: La Revolución Burguesa en España: los inicios de un debate científico, 1966-1979

Artículo incluido en Historiografía española contemporánez (X Coloquio de Pau). Madrid, Siglo XXI, 1980.

El discreto encanto de la Revolución Burguesa en España

El discreto encanto de la Revolución Burguesa en España

La Revolución Burguesa supone un cambio histórico de relaciones de producción. Pero aunque desaparece jurídicamente el régimen señorial (desamortizaciones y consiguiente proletarizacion), sobrevive la psicología del Antiguo Régimen y no se intensificande los cultivos ni aumenta la productividad.

PARTE I

Hay dos vías:

  • Vía de la pequeña propiedad agraria (democrático-burguesa): Joaquín Costa, Claudio Sánchez Albornoz.
  • Vía de la burguesía agraria (favorece a los terratenientes burgueses): Mendizábal, Madoz, Jovellanos.

Confusiones conceptuales del republicanismo histórico en la I República:

  • Identificación de latifundismo con feudalismo. El latifundismo es absentista, extensivo, usa un exceso de mano de obra.
  • Se niega la Revolucion Burguesa en España porque no se habían consumado los aspectos democráticos de la misma.
  • Asimilacion de caciquismo con feudalismo de nuevo cuño
  • Pretenden implantar el modelo francés de transición al caapitalismo

Confusiones conceptuales de la izquierda marxista en la II República:

  • Las clases feudales se mantienen hegemónicas y la burguesía sólo logra introducirse en algunos ámbitos económicos y políticos: se trata de una Revolución Política.
  • Debilidad estructural de la burguesía industrial (se identifica capitalismo con su fase industrial)
  • El proletariado debe colaborar en la realización de la Revolución Burguesa para de inmediato hacer la Revolución Proletaria. Para lograrlo hace falta un PCE de masas. Es la visión de Pierre Vilar, Tuñón y Tamames.

Pierre Vilar 1947, 1974

  • No hay una Revolucion Democrática como en Francia
  • No hay una intensificación del cultivo como en UK.
  • No hay industrialización ni espíritu de empresa
  • Supervivencia de la psicología del Régimen Señorial
  • Capitalismo dependiente

Tuñón de Lara 1956, 1961

  • Identifica país agrario con país feudal
  • Las mentalidades aún son de Antiguo Régimen
  • No hay Revolución Agraria: la Desamortización es sólo un proceso financiero.
  • Debilidad de la burguesía española

Josep Fontana 1979

  • Hay cambio de Modo de Producción
  • No hay Revolución Social, sí la hubo en el caso francés.

Conclusión: hay un consenso negativo sobre la Revolución Burguesa. Vicens Vives la niega por omisión, pero abre sugerentes líneas de investigación sobre el Capitalismo español: la burguesía catalana era la única fuerza progresiva en el siglo XIX.

PARTE II

En 1968 hay mucho autodidacta pero también muchas influencias de Vicens Vives, Artola o Jover.

Jordi Solé Tura 1967,1974

  • Monografía “Catalanismo y Revolución Burguesa”
  • El Modo de Producción Capitalista ya existía en España mucho antes, pero la R.B. se da durante el Franquismo. A partir de los años 40 se desarrolla el Capitalismo Monopolista, la burguesía industrial y financiera se hace hegemónica en el bloque en el poder. Solé Tura confunde la R.B. con la fase industrial y financiera del Capitalismo. ya que confunde feudalismo con el  latifundism, con el predominio del sector primario hasta los años 60.
  • Las formas parlamentarias (vacías) son liberales, pero las estructuras son antiliberales.
  • La historia del Nacionalismo Catalán es la historia de una R.B. frustrada. El Catalanismo surge de la tensión  entre el desarrollo  capitalista y burgués de los núcleos urbanos catalanes frente al resto de la sociedad española y al Estado, de base eminentemente agraria.

Ignacio Fernández de Castro 1968

  • La democracia política no constituye el objeto esencial de la RB.
  • La RB es la toma del poder por la burguesía para la destrucción de una serie de privilegios económicos, sociales y políticos.

Coloquio Internacional sobre L’abolition de la féodalité dns le monde occidentale en Toulouse, 1968

  • Sánchez Albornoz: Dicotomía entre una Cataluña feudal y una Castilla señorial.
  • Pierre Vilar (Cataluña): Distinción entre dominio directo y dominio útil. Hay una clase media numerosa de burgueses y campesinos propietarios en torno a la figura jurídica feudal de la enfiteusis.
  • Domínguez Ortiz (Castilla)El feudalismo no ha existido nunca en Castilla. Con la Revolución Liberal, “los señores t ransformaron una propiedad dudosa y compartida en una propiedad absoluta, y multitud de colonos a título perpetuo se convirtieron en arrendatarios a título precario o en simples jornaleros”.

Coloquio Internacional sobre La cuestión de la burguesía en el mundo hispánico del S. XIX en Burdeos, 1970

  • Tuñón de Lara: Hegemonía de las Relaciones de Producción capitalistas dentro del bloque de poder dominante a partir de 1875. Pero la RB se frustra en 1874 al configurarse un bloque de poder formado por los grandes propietarios de tierra y los financieros. Las auténticas burguesías, industriales y nacionalistas, se encuentran al margen del poder oligárquico.
  • Pierre Vilar: La España burguesa y la España feudal se neutralizaron durante largo período, lo cual implica la yuxtaposición de dos Modos de Producción y la ausencia de rupturas históricas.
  • Bernal: Critica el falso dilema que mantenía la izquierda aún en 1970 entre la España industrial (burguesa) y la España agraria (feudal). Potencia el concepto de “burguesía agraria” frente a las consignas antifeudales y antimonopolistas del PCE.

Naredo 1971

Etapas en la Hª Agraria española:

  1. La feudal hasta el siglo XiX
  2. 1833-76: Ruptura antifeudal: desamortizacion eclesiástica y municipal, desvinculación de los mayorazgos, supresión de los señoríos jurisdiccionales. La sociedad agraria tradicional tenía una estructura capitalista (trabajo asalariado, movilidad de la mano de obra) con supervivencias feudales, atraso tecnológico y gran número de agricultores familiares libres que conservan la propiedad.
  3. Años 50 y 60 del siglo XX: c risis de la sociedad agraria tradicional que da paso a un desarrollo  capitalista a todos los niveles

Coloquios de Pau dirigidos por Tuñón Lara, dedicados a la transición al capitalismo en España, 1975 y 1976

PARTE III

Las Universidades de Barcelona y Valencia son seguidoras de la escuela de Vicens Vives: Reglà, Nadal y Giralt.

Fontana

  • Continua verificación científica, teniendo la teoría como norte de cualquier análisis científico. Su método recibe influencias de Vives, Hobsbawm, Thompson, Vilar y Gramsci. Empieza enfocando el tema de la RB desde el concepto economicista de la Revolución Industrial (influenciado por Vicens Vives y Nadal), pero en 1979 lo enfoca estudiando el concepto más global de “sociedad burguesa”.
  • En 1970 sigue la linea de Solé Tura al identificar economía agraria con Antiguo Régimen, e industrialización con Capitalismo.
  • En 1973 sustituye el concepto de R.I. por el de Crecimiento Económico Moderno. Señala la analogía de la transición española con la vía prusiana: la liquidación del A.R. se hace mediante una alianza entre la burguesía liberal y la aristocracia latifundista. Los intereses del campesinado fueron sacrificados, por lo que se levantó en armas contra la R.B. y su Reforma Agraria, apoyando al carlismo.
  • En 1979, siguiendo a Saboul, Fontana distingue la Reforma Agraria Revolucionaria (desde abajo, o vía francesa) de la R.A. Liberal (desde arriba, o prusiana), llamando Revolución Social sólo al primer caso, ya que en el segundo sólo se abolen los aspectos más externos y simbólicos del feudalismo. Para Sisinio, en cambio, a ambas vías se le puede aplicar el concepto marxista de Revolución Social porque destruyen las Relaciones de Producción feudales dominantes y abren el paso hacia el dominio del Modo de Producción Capitalista.
  • Para Fontana, la desamortización era fundamentalmente un problema de Hacienda, aunque su objetivo fue desarticular las Relaciones de Producción que frenaban el desarrollo de las capas burguesas. Para la burguesía fue un enorme negocio transformarse en propietaria agraria con vales de la deuda pública enormemente desvalorizados respecto a su valor nominal.

Enric Sebastià

  • Siguiendo a Dobb y a Takahashi, identificó por primera vez el carácter feudal del régimen señorial español, ya que aplicaba los conceptos claves de Coerción y Exacción hasta bien entrado el siglo XIX. La Monarquía Absoluta española es la síntesis del sistema coercitivo extraeconómico inherente al feudalismo.
  • 1834-1843: Revolución Burguesa Antifeudal: derrumbe del régimen feudal al quebrarse su sistema coercitivo entre 1834 y 1836. La vinculación del trabajador a la tierra que cultiva (relación coercitiva) es sustituida por la la libertad contractual .
  • Así, Sebastià explica el concepto marxista de Revolución Social en su sentido de cambio cualitativo de una formación económico-social. Pero quedan supervivencias feudales (enfiteusis, foros, aparcería, censos…), cuya eliminación será el objetivo de la Revolución Democrático-Burguesa.
  • En 1843 triunga el nuevo bloque dominante burgués y se inicia la vía prusiana del desarrollo del Capitalismo. La burguesía moderada se instala definitivamente en el poder (con los paréntesis revolucionarios de 1854-56 y 1868-74) y deviene “nueva nobleza”, mientras la aristrocracia se aburguesa e incrementa sus propiedades como acumulación primitiva de capital.

Aportaciones de las ciencias jurídicas:

Clavero

  • Destaca la complejidad jurídica de la coerción feudal. En el feudalismo la propiedad está vinculada, es decir, su titular dispone de la renta, pero no de los bienes que la producen. Así, estas rentas del señor feudal no deben ser confundidas con la propiedad.
  • La burguesía rompe con ésto, al transformar el dominio feudal  de la tierra en propiedad capitalista de la misma. La tierra y la fuerza de trabajo se convierten en bienes del mercado.

Alarcón Caracuel

  • Gremio y señorío eran el soporte básico de las relaciones de dependencia feudales. Cuando se disuelven los gremios empieza el asociacionismo de los obreros.
  • No ha habido dos RB iguales.
  • RB: conquista del Estado por la clase burguesa, que había acumulado suficiente poder económico como para intentar el asalto al poder político, porque necesita ese poder político para el completo desarrollo de su dominación económica.

Acosta Sánchez

Visión lineal del devenir histórico. Fases del desarrollo capitalista:

  1. RB: fase de ruptura respecto a la situación feudal
  2. Estadio industrial y democrático, culminación del desarrollo como paso previo a la superación histórica del Modo de Producción capitalista.

 

 
Leave a comment

Posted by on April 22, 2014 in historia

 

Tags: , ,

Federico Urales: Los Municipios Libres

Biblioteca de la Revista Blanca. Barcelona, 1933.

municipiosAnte las puertas de la Anarquía. Hay un hecho innegable: la sociedad se derrumba.

Los individuos crean familias, municipios, comarcas,  La mejor base de la humanidad ha de ser el municipio dueño de su término y su destino, que se federará con otros para formar la federación universal, unidos todos por el interés comúbn de paz, libertad y justicia.

Se admite el acto de fuerza revolucionario como fatalidad, que tiene que dirigirse a la expropiación de todos los bienes del municipio, convirtiéndolos en comunes. Los revolucionarios que han podido armarse se han de concentrar en las capitales de comarca para hacer frente a las fuerzas que moviice la burguesía. Desarmando a los que se opongan y armando a los partidarios. En la capital, se destituirá a todos los políticos y funcionarios del estado, y se enviarán a su pueblo de nacimiento para vivir ahí como los demás.

En los nuevos municipios se eliminará la propiedad privada. La moneda será sustituida por los productos del trabajo que se intercambiarán entre los municipios y las regiones. Solucionado el problema económico, ya se se pensará en arte, la ciencia, el deporte y la vida alegre y sencilla. Aunque lo mejor es que cada municipio se baste a sí mismo, igual que es mejor que cada municipio se baste a sí mismo. Lo mejor es que cada pueblo sea a la vez agrícola e industrial.

No hay que pensar en represalias ni en venganzas al hacer la revolución social. No ha de hacerse para matar burgueses, sino para emancipar a todos los hombres del malestar general.

 
Leave a comment

Posted by on April 21, 2014 in anarquismo

 

Tags: ,

Federico Urales: El anarquismo y sus virtudes

Biblioteca de La Revista Blanca, Barcelona, 1933

virtudes“El Anarquismo no es una idea de clase, no se proponer redimir solamente a la clase obrera de la esclavitud económica que padece. Se propone, además, redimir a toda la humanidad de la esclavitud moral y política que padece.”

Al principio hubo una pugna ideológica entre colectivistas y comunistas. Los primeros fueron fuertes sobre todo en España (Anselmo Lorenzo, Ricardo Mella), y querían recibir el producto íntegro del trabajo dentro de una sociedad sin Estado. Los comunistas libertarios, en cambio, decían “que cada  individuo produzca para la comunidad según sus fuerzas y coja del producto según sus necesidades”. Debía ser comunes los medios de producción y el producto obtenido del trabajo. La lucha fue áspera, pero los comunistas lograron imponer sus tesis.

Luego estaban los individualistas, que ponían el interés de la comunidad no puede ser superior al del individuo. Esta idea, de raiz kantiana, llegó al anarquismo a través de Max Stirner y Nietzsche. Lo principal es el hecho y lo secundario la palabra. Cuanto más fuerte el individuo, más sano estará y más podrá ayudar a sus semejantes. Pero los defensores de la acción individual llegaron a negar la eficacia de las organizaciones. acusando a la CNT de poca idealidad y demasiada organización. de tener jefes demasiado político y de querer controlar la sociedad futura

La síntesis ha de consistir en que el individuo contribuya a las necesidades comunes, mientras la comunidad ha de procurar la libertad del individuo, para que se dedique a lo que más le plazca una vez cumplido el deber general. El apoliticismo, el no gobierno, es doctina anarquista, no táctica. Anarquía y política son dos términos que se repelen.

De la revolución social no serán enemigos más que los que le hagan frente. Libertario y anarquista es lo mismo.

 
Leave a comment

Posted by on April 21, 2014 in anarquismo

 

Tags: ,

Annalisa Corti: La Revista Blanca. El problema català.

Recerques nº  2 (1972)

revista

Entre los colaboradores estaban Unamuno, Giner de los Ríos, Anselmo Lorenzo o Ricardo Mella

Annalisa analiza los artículos aparecidos en La Revista Blanca entre entre 1923 y 1936 en Barcelona (ya se había editado en Madrid entre 1898 y 1905). La revista defiende la pureza y el ideal anarquista, el interclasismo, al antiestatismo, el internacinalismo y el federalismo, en lugar del catalanismo burgués que quiere fundar una nuevo estado. El federalismo es el único sistema que no puede caer en la dictadura ni en el nacionalismo.

El editor, Federico Urales, dice que las almas de Cataluña y Castilla no son mejores ni peores, pero no pueden casar.  Aunque también se publica que el socialista, el republicano y el comunista catalán son más independientes, rebeldes y autonomistas que los de otras regiones españolas.

Los colaboradores de la revista eran conscientes de dos problemas: el social y el nacionalista:
- el antagonismo burguesía industrial catalana – oligarquía agraria española
- el antagonismo burguesía – proletariado, que cuando era muy exhacerbado, llevaba a la burguesía catalana a aliarse con el poder central, quien tenía el poder militar, renunciando a su catalanidad. Ello generó poco a poco un movimiento hacia un catalanismo de izquierdas y popular representado por ERC.

Para los anarquistas, el catalanismo era sólo burgués. De hecho, La Lliga reprimió durante al obrerismo catalán entre 1916 y 1923, que se entusiasmó con la revolución bolchevique de 1917. La patronal favorció la represión del comisario de policía Bravo Portillo y del barón de Koening. Se crearon los Sindicatos Libres para oponorse a los SIndicatos Únicos de la CNT. En realidad no fue nunca una organización obrera, sino una banda de sicarios para el exterminio de obreros y líderes sindicales. La dictadura de Primo de Rivera casi fue recibida con alivio por el obrerismo.

De 1921 a 1923, con el gobernador civil Martínez Anido y el jefe de policía general Arlegui se creó la llamada “ley de fugas”. Los obreros eran sacados de las cárceles y esperados cerca de sus domicilios, pistola en mano, para ser asesinados. En otras ocasiones, eran trasladados sin atar de uno a otro centro oficial, para que intentaran escapar y entonces pudieran ser acribillados a balazos1930

Así como Pi i Margall era venerado, Cambó era especialmente atacado en La Revista Blanca. La aministía del gobierno Berenguer, en 1930 sólo benefició a presos catalanistas.La Lliga elevó al Tribunal Constitucional la Llei de Contractes de Conreu aprobada por el Parlament Catalán. Eso fue una de las causas del golpe independentista del 34.

En cambio, la Revista Blanca había demostrado una gran simpatía por los Esquerra, de indudable moralidad y con cuyos líderes (Aiguadé, Lluhí i Vallescà, Companys) habían compartido cárcel los anarquistas, quienes además pensaban que la República no los podría tratar tan mal como la Monarquía. La Revista empezó teniendo confianza en la Generalitat, incluso los anarquistas votaron favorablemente en el referéndum para la aprobación del Estatut y en las elecciones a favor de ERC.

Pero ERC se volvió inoperante cuando llegó al poder en 1931: un gobierno español centralista (primero con Alcalá Zamora y Maura, y después con Prieto, Largo Caballero y Fernando de los Ríos), el sector derechista y ultranacionalista de Estat Català, una Lliga revanchista y el obrerismo impaciente y reivindicativo.

En la Revista Blanca se dice que ERC ha conseguido el Estatut de Autonomía a cambio de aceptar la Ley de Defensa de la República, las deportaciones, el control sobre la CNT, la creación de los Guardias de Asalto, la Ley de Orden Público, Casas Viejas y la represión del anarcosindicalismo que llevaron a cabo Dencàs y Badia a partir de 1933. ERC quería, pero no lo consiguió, una CNT dócil, igual que los republicanos domesticaron al PSOE. Por eso la CNT no apoyó la intentona independentista de 1934. Al llegar 1936, unos estaban luchando por lo social y los otros por lo catalán. Y curiosamente ERC estaba aliada en lo social con los comunistas, si bien éstos eran centralistas.

Annalisa cree que esta oposición de los anarquistas a ERC beneficiaba al centralismo español.

 

 

 

Tags: ,

Luis Racionero: El Mediterráneo y los Bárbaros del Norte

barbarosLas dos Europas

¿Qué pasa con Europa? Cuanto mejor parecía, estallan dos guerras mundiales, y en palabras de Madariaga, “cuando Ortega nos había convencido de imitar a Europa, la modelo se volvió loca”.

mediterraneoTecnología y civilización

Hay un secreto a voces: la enorme capacidad técnica occidental no va acompañada de un desarrollo cultural parejo, y de ahí la crisis de nuestro tiempo.

Las únicas zonas del mundo donde existen ciudades (civilización) desde hace miles de años son la China, la India y el Mediterráneo. En cambio, anglosajones, germanos y escandinavos tienen ciudades desde hace sólo 600 años, rusos y americanos desde hace menos.

La dicotomía ente el civilizado mediterráneo y el bárbaro norteño es clara: medida-exceso (parece que Racionero no ha visto nunca a un siciliano enfadado), ironía-seriedad (tampoco conoce a los Monty Pyhton), pactismo-agresividad, refinamiento-simplicidad, fines-medios.

La mentalidad de USA es agresiva, expansionista, puritana, pragmática, materialista… bárbara. En cambio, la noción de medida es el síntoma más claro del hombre civilizado. Como está grabado en el templo de Delfos: “conócete a ti mismo” y “nada en exceso”.

La ironía es característica del civilizado. Alejandro Magno preguntó a Diógenes qué podía hacer por él, el cínico contestó “Apártate para que me toque el sol”. Cuando un editor americano ofreció a Josep Pla una cantidad fabulosa por unos artículos, éste declinó “porque tanto dinero me desequilibraría el presupuesto”.

El pactismo es la resolución de conflictos por la mediación, el argumento y la negociación. Se da sobre todo en los países más civilizado y por tanto más débiles. El bárbaro suele derrotar siempre militarmente al civilizado.

El nómada no puede refinarse por culpa de su vida móvil, es la reserva bárbara que viene de las estepas del norte o los desiertos del sur. En China la pólvora se utilizaba para fuegos artificiales, los europeos la adoptaron para la guerra en gran escala.

Civilización y ciudad

Cultura viene de cultivo, nace con la agricultura (8000 a.c.) y es el estilo de vida de los campesinos. Civilización viene de civitas,  nace con la urbanidad (4000 a.c.) y es el estilo de vida de los ciudadanos. Los bárbaros tienen cultura, pero no civilización.

Los espacios públicos de la ciudad generan aleatoriamente información, fruto de la confluencia por azar de numerosas unidades de información. Y eso sólo sucede en la ciudad.

El Mediterráneo

Antonio Gaudí dijo: “la virtud está en el punto medio: Mediterráneo quiere decir en medio de la tierra (…) en sus riberas hay un equilibrio de luz, ni demasiada ni poca, porque ambas ciegan”. La luz es limpia, suave y confiere claridad y realismo a las cosas. Las sirenas nórdicas, en cambio, sólo se dejan entrever saliendo de las frías brumas del Báltico.

En el siglo XVI, el cartógrafo sueco Olaus Magnus establece la diferencia entre mediterráneos y nórdicos: los primeros blandos y degenerados por el clima cálido (pero también vitalistas), los nórdicos sanos y virtuosos por el rigor del entorno. Muchos autores deterministas defienden que el medio imprime el carácter de los hombres, pero está más aceptado que existe una relacion dialéctica entre ambos.

Los romanos no tuvieron imaginación creativa, su talento era militar y legal. No civilizaron a los pueblos, los vencieron, sojuzgaron y llenaron de impuestos, y de rebote se dejaron civilizar por los ocupados, sean éstos etruscos, griegos o íberos.

La otra orilla

Los griegos estaban muy ligados como pueblo a los misterios de Eleusis, una celebración sin desfiles ni líderes, sino íntima e introspectiva, que pretende conseguir una experiencia interior.

El  viaje de Dante de descenso/subida recuerda a los viajes de ácido. En Eleusis se bebía un brebaje iniciático, el Kykeon. Los jóvenes europeos buscan en la droga acceder a la otra orilla, abrir las puertas de la percepción para pasar al otro lado.

El cromosoma de Europa

Europa, como cultura occidental, surge de la fusión de cuatro elementos: la tradición grecolatina, el cristianismo igualitario (germen de la futura democracia moderna), el individualismo de los bárbaros y la ciencia de árabes y judíos.

Nietsche exaltó al guerrero bárbaro  frente a “la moral de esclavos del cristianismo”.

Uno de los principales agentes civilizadores fueron los benedictinos. Los francos fueron un pueblo bárbaro y bestial, como Carlomagno, personaje sobrevalorado por la propaganda francesa. Los franceses creen que Europa es Francia. El franco Simón de Montfort asesinó a todos en Beziers, herejes y cristianos, diciendo “matadlos a todos, que Dios ya escogerá a los suyos”.

La Península Ibérica y Occitania (ambos lados del Pirineo) acanzaron un elevado nivel cultural en torno al año 1000: figuras como el pre-renacentista Gerbert d’Aurillac (Silvestre II), estilos como el Románico, instituciones como las Corts catatanas, primera asamblea democrática de Europa o leyes como los Usatges de 1065, primer código civil de Occidente.

Los árabes no invadieron España

Los vencedores escriben la Historia y defienden cosas que les interesan como la unidad nacional. Los bárbaros romanos destruyeron y borraron del mapa a los etruscos, más civilizados. Eso no les da la razón, sólo indica que eran más fuertes.

Los godos en España fueron pocos, apenas 80.000 según Vicens Vives. Y los árabes sólo 25.000, lo que explica según Olagüe que la islamización de España no fue consecuencia de una invasión armada, sino de la adopción por los hispanorromanos de la más avanzada cultura de la época, como fue el Islam entre los siglos VIII y XII, prefiriéndola a la barbarie de los godos.

Las verdaderas invasiones árabes se produjeron a partir del siglo XI, con la llegada de almohaces, almorávides y benimerines. La Reconquista fue en realidad una guerra civil

Mientras, la lengua d’Oc se hablaba entre la Toscana, Burdeos y Alicante.

El genocidio  cátaro

Los nobles francos invadieron Occitania en el siglo XIII con la excusa de la herejía cátara y acabaron con la avanzada cultura catalano-occitana. Los cátaros fueron la contrapartida mística de los trovadores.

La erótica de los trovadores

Entre los siglos VIII y XII el nivel cultural del norte de Europa era bajísimo. En el Mediterráneo había una cultura urbana. El concepto de amor del mito nórdico de Tristán se equipara con el deseo de muerte. Eso no es aplicable a Occitania, donde el amor es físico, gozoso y cortés.

Los trovadores llegan al amor por un proceso tántrico de contención y sublimación, provocando la tensión  erótica y evitando el orgasmo rápido.

Los Renacimientos

Un primer renacimiento se dió en torno al año 1000 en Al-Andalus, los monasterios pirenaicos y la civilizacion occitana de los trovadores. Todo ello acabó en el siglo XIII, cuando Europa se repliega sobre sí misma y sólo saldrá de su continente para destruir.

La escala humana de las ciudades-Estado y la filosofía hermética facilitaron la llegada del Renacimiento italiano. Pero todo acabó con la reforma protestante y la contrarreforma jesuítica. Tras el Concilio de Trento (1554), la nación engulle a la ciudad-estado, y la religión al hombre universal.

Hay que volver a las unidades políticas autónomas, del tamaño de la comarca o la ciudad-Estado y federadas entre sí.

El crisol del albedrío

En el Renacimiento europeo es donde nace el individuo. En Grecia se inventó la democracia, pero no el individuo, que era miembro de un ente superior, la polis. La tensión entre albedrío y determinismo, individuo y grupo es el problema de Occidente: el individuo flota en un mar de posibilidades, y se ve obligado a elegir, a decidir según su libertad.

El calvinismo hace que los negocios, antes sospechosos, se conviertan en una santidad nueva. La consecución de riqueza se acepta como aliada de la religión. La religión católica está pensada por mediterráneos y nada en la improvisación, en la salvación de última hora.

Las naturalezas señoriales consideran válidas las acciones que dignifican al individuo. Los burgueses procuran ocuparse en algo que sirva al bien general en tanto que útil, materialista y puritano. El Imperio Británico es el esfuerzo de sus mejores espíritus por escapar del clima y de la cocina inglesas.

Donde hay erotismo no hay pornografía, que es algo típico de los países puritanon. La mística, en cambio, no fue puritana, sino sensual y apasionada (San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús).

El clasicismo europero: Leonardo, Shakespeare y Mozart

Al avanzar el conocimiento, el placer pasa del ojo al oído. Las artes tienden a la naturaleza de la música.

Hay una ruptura brutal entre el mundo helénico y Europa por culpa del fanatismo cristiano.  Con la pintura de Leonardo, Occidente aprende a mirar el exterior. El teatro de  Shakespeare reseña lo que sucede en el interior del individuo. Y Mozart expresará la emoción de lo inefable mediante la música.

El átomo y el sueño

La visión del mundo, el weltanschauung, es la suma de los componentes culturales de una época: religion, relaciones de producción, organización política, derecho, ideales artísticos y filosofía.

La Ciencia y la Filosofía tienen dos visiones del mundo diferente: una es empírica, objetiva, factual, y la otra es idealista, racionalista y subjetiva.

La música del ocaso

Los estados en decadencia y los hombres en degradación no carecen de música, pero su música no es serena.

Arte y entropía

El proceso creativo consise en la activación subconsciente de una imagen arquetípica (un patrón, un modelo) y en la conversión de esta imagen en una obra determinada.

El Ulises de Joyce empieza y termina en la nada y no contiene nada más que nada. Su esencia es la entropía, la tendencia al desorden y el caos. El arte de Picasso es esquizofrénico, no porque él lo sea, sino porque es una manifestación colectiva de nuestro tiempo.

La metamorfosis de los Dioses

Es el hombre quien crea Dios a su imagen y semejanza. Para cambiar una cultura es necesario cambiar sus valores, es decir, sus dioses.

Esperando a los bárbaros

En 1900 se acaba la era de los descubrimientos geográficos iniciada en 1942. Ahora la barbarie está dentro, en la insolidaridad de una sociedad basada en el interés utilitario.

A comienzos del siglo XX se empiezan  notar los primeros síntomas de que Occidente ha entrado en decadencia: Wilde, Proust, Klimt, a: la guerra mundial del 14, La decadencia de Occidente (1919) de Spengler, La rebelión de las masas (1927) de Ortega, Esperando a los bárbaros (1911) de Kavafis.

Europa ha de sanar su esquizofrenia ente tecnología y civilización,  barbarie y humanismo. Ahora bien, la sociedad de consumo, la revolución industrial y la tecnología tienen evidentemente su lado positivo. Ahora que los bárbaros del norte han producido todo ésto, tienen que imitar a los mediterráneos para aprender a gozar lo logrado. El Norte produce mejor, el Sur consume mejor.

La población se ha disparado exponencialmente, la población emigra a las ciudades en masa. En el siglo IV, las invasiones bárbaras acabaron con la civilización grecorromana. En el siglo XX, la invasión de los bárbaros es la Revolución de las Masas.

 
Leave a comment

Posted by on April 9, 2014 in filosofía, historia

 

Tags: , , , ,

Pere Gabriel: El Anarquismo en España

Ariel, Barcelona, 1979 (1ª ed. 1962). Capítulo 11 de George Woodcock:  “Anarquismo: Una historia de las ideas y los movimientos libertarios”.

anarquismoLos orígenes

Todo empieza en el sexenio revolucionario (1868-1873) y se relaciona con el obrerismo internacionalista, Proudhon y algunos socialistas utópicos. Pero, ¿por qué arraigó y perduró en España?

Gerald Brenan, en The Spanish Labyrinth (1943), catalogó el anarquismo hispano como fundamentalmente rural y artesanal. Su presencia en Catalunya se justificaba por la presencia de la inmigración y la muy represiva política de la burguesía catalana (J. Vicens Vives) y también por la dispersión de las pequeñas empresas catalanas (P. Vilar). Otro aspecto a tener en cuenta es el papel del federalismo como reacción a un estado centralista (J. Termes).

El período revolucionario burgués español, que supuso el fin del Antiguo Régimen, va de 1808 a 1837. El Estado se convierte en instrumento de gobierno de la burguesía, pero no de una burguesía industrial (sobre todo presente en Catalunya), sino de una burguesía comercial terrateniente de base agraria (sobre todo presente en Andalucía) que emerge gracias a las desamortizaciones. Esta tendencia se refuerza en el bienio progresista (1854-56).

El campo español se proletarizó rápidamente, sobre todo desde la desamortización de 1855. El excedente de mano de obra campesino no lo pudo absorber una industria muy limitada. Ello fue la causa de desequilibrios y estallidos sociales. En 1900 no había más de 500.000 personas trabajando en la industria en España.

La incidencia del socialismo utópico se produjo entre 1833 y 1868: Saint Simon (Barcelona), Fourier (Cádiz), Proudhon y Cabet. Fueron teorías que influyeron en el partido democrático y el republicano de Abdó Terradas o Narcís Monturiol. La burguesía catalana tenía miedo de la agitación democrática, igualitaria y republicana. sobre todo después de las bullangas de 1835-36. La burguesía quería mantener el orden, pero ese orden burgués suponía la explotación del obrero, la lucha de clases y el desorden.

1864. La AIT.

Prouchon influyó mucho en el antiestatismo, federalismo pactista y socialismo de Francesc Pi i Margall, a través del cual pasó al movimiento obrero. Así, los primeros anarquistas partieron del federalismo pimargalliano, sobre todo de su La Reacción y la Revolución de 1854. Cuando las ideas de Proudhon llegaron a España (1868-73), ya se conocían gracias a Pi i Margall.

La configuración del primer anarquismo español se basa, por tanto, en el socialismo utópico, Proudhon y Pi i Margall, pero la aparición real vino con Bakunin y su programa de la Alianza de la Democracia Socialista en 1869:

  • igualitarismo económico, abolición de la propiedad privada, colectivismo
  • igualitarismo social y acceso igualitario a la educación
  • antiestatismo: rechazo de la política
  • colectivismo

En la AIT, a partir de 1864 los marxistas vencen a los proudhonianos y los mutualistas. En 1869, la polémica entre marxistas y bakuninistas se centró sobre todo en el antiestatismo, que era una postura lógica, dada la poca capacidad integradora del estado español decimonónico.

La AIT llega a España de la mano de Fanelli gracias a la revolución de 1868. Los obreros estaban en la línea reformista del republicanismo federal.

1870. La FRE.

En 1870 se creó en Barcelona la primera organización anarquista española: la “Alianza de la Democracia Socialista en España“. Enseguida se creó la Federación Regional Española de la AIT, dominada por los bakuninistas, y que pasó a militar en la llamada Internacional Antiautoritaria, la cual a partir de 1873 pasó a estar dominada por planteamientos anarquistas post-Bakunin: Malatesta, Kropotkin y otros, que defienden el camino revolucionario, insurreccional y nihilista, algo alejado de la vía sindical.

En 1874, la FRE cayó en la clandestinidad tras la caída de la I República, lo cual agudizó la tendencia anarquista, desaconsejó la huelga sindical y fomentó las represalias de los grupos de acción. Sin embargo, a partir de 1881, el grupo anarcosindicalista catalán consiguió imponer sus ideas: la gestión de los medios de producción en la futura sociedad corresponderá a los sindicatos.

1884. La clandestinidad.

En marzo de 1881 se crea una FTRE legal, con presencia también de marxistas, y con base sobre todo en Andalucía, Catalunya, y País Valenciano.  La  dirección estaba en Barcelona (anarquistas sindicalistas), pero el peso de afiliados en Andalucía (anarquistas revolucionarios partidarios de la violencia). Las represalias llevadas a cabo en Andalucía llevaron al Estado a inventar una trama terrorista llamada Mano Negra, y con esa escusa encarcelaron a muchos miembros de la FTRE andaluza. La FTRE no resistió la represión y se vino abajo.

En 1884 de volvió a la clandestinidad. El anarco-colectivismo reformista catalán había sido derrotado. Se pasó a un período de intelectualización del anarquismo español: hubo muchas revistas de Sociología (El Productor, La Revista Blanca), muchas traducciones de anarquistas europeos como Kropotkin, Malatesta, Jean Grave o Élisée Reclus, que defendían la revolución interclasista de todo el pueblo.

Apareció finalmente un anarquismo sin objetivos, que alineó a Fernando Tarrida del Mármol, Joan Montseny (Federico Urales), Teresa Mañé y Anselmo Lorenzo. Esta línea intelectualista, nietzscheana y poco práctica atrajo a bastantes intelectuales jóvenes como Pompeu Gener. Jaume Brossa, Unamuno, Azorín, Julio Camba o Pío Baroja, que colaboraron con la prensa anarquista.

El pensamiento anarquista recibió una gran influencia del positivismo inglés (Spencer, Ricardo Mella) y del materialismo de Büchner. En cambio el darwinismo (ley materialista y científica sobre el origen de la vida) y el malthusianismo (parece justificar la desigualdad social y la lucha por la existencia que arrincona a los más débiles) fueron finalmente descartados, sobre todo a raiz del Mutual Aid (1902) de Kropotkin.

El pensamiento de Nietzsche, de Max Stirner y la literatura individualista de Ibsen o Carlyle tuvieron buena difusión entre los anarquistas por sus ataques a los convencionalismos de la burguesía o la afirmacion radical del individualismo egoísta, pero chocaron con la esperanza de conciliar individualismo y solidaridad, con la fe ciega en la razón. La influencia de Nietzsche y Stirner fue marginada, si bien congifuró un minoritario Anarquismo Individualista.

El anarquismo español de principios del siglo XX creía que la sociedad era naturalmente armónica, para que esa armonía apareciese era necesario cambiar la ley por la ciencia.

1891. Atentados.

Entre 1882 y 1895 hubo una fuerte depresión en la producción de cereales, y luego de vides. Y en 1898 se perdieron las colonias: Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Aumentaron los latifundios, el éxodo rural y el descrédito de la casta política de la Restauración. La inestabilidad política fue la constante del primer tercio del siglo XX.

En 1891 se produjo una insurrección en Jerez de la Frontera. a la que siguió la habitual feroz represión. Como respuesta, hubo una oleada de atentados y bombas, sobre todo en Barcelona: bomba contra el Liceo en 1893 (20 muertos), atentado contra la procesión del Corpus en la calle Canvis Nous en 1896 (12 muertos).

Volvió la represión, en este caso contra el anarquismo catalán en lo que se llamó el Proceso de Montjüic, que detuvo a 400 anarquistas, sin garantías jurídicas y usando torturas. En 1896 se desencadenó una campaña internacional, dirigida entre otros por Federico Urales, para revisar los procesos de Jerez, Mano Negra y Montjüic, que acercó el anarquismo a la joven intelectualidad del momento.

El terrorismo individual anarquista (la Propaganda para el Hecho) ya atentó contra Alfonso XII en 1878-79, pero tuvo su cénit en el asesinato del jefe de gobierno conservador Antonio Cánovas del Castillo.

1900 La Solidaridad Obrera

En 1907 se constituye la Solidaridad Obrera catalana entre obreros anarquistas, socialistas y algunos republicanos. A comienzos de siglo, el anarquismo (intelectuales para los que la idea engendra la acción y que quieren liberar a la humanidad) volvió a contactar con el sindicalismo  (luchas económicas inmediatas y pragmáticas de la clase obrera).

Les unía el antiestatismo y la voluntad anarquista de acercarse a los sindicalistas para aumentar su influencia y su vitalidad. La estrategia pasó a utilizar la reivindicación de la jornada de 8 horas para continuar en una huelga general que desembocase en la revolución social, según la famosa parábola de Saint-Simon: si los productores dejaban de trabajar, el sistema social imperante se hundiría. Pero no se hundió.

En 1909, el gobierno de Maura llamó a los reservistas para aumentar la intervención española en Marruecos. Hubo en Barcelona una huelga general y una insurrección de anarquistas, socialistas y sindicalistas. Hubo más de 100 muertos y más de 100 edificios religiosos incendiados. La represion después de la Semana Trágica fue dura una vez más, y acabó con el fusilamiento de Francesc Ferrrer i Guàrdia, acusado sin pruebas de ser el jefe de la revuelta.

1910 La CNT

La Solidaridad Obrera, abandonada por los socialistas, pasó en 1910 a convertirse en la Confederación Nacional del Trabajo, que se fundó con la intención de acabar fusionada con la UGT para conseguir, mediante huelgas generales, un cambio revolucionario tras el que la producción la iban a dirigir los sindicatos. Mientras, la UGT crecía en Madrid y Vizcaya. Tras la huelga general de 1911, la CNT fué ilegalizada hasta 1915, momento en el que la mayoría de anarquistas eran anarco-sindicalistas, y los teóricos estaban viejunos o de retirada.

Había ya un cierto desarrollo industrial: el textil algodonero catalán y la siderurgia vasca, asturiana y cántabra, que se incrementó a partir de 1914 y aún más gracias a la neutralidad durante la I Guerra Mundial.

Nuevos dirigentes sindicalistas surgieron entonces: Ángel Pestaña, Joan Peiró, Salvador Seguí. La CNT se reorganizó, pasando de los sindicatos de oficios a los Sindicatos Únicos de industria. Se acordó el apoliticismo frente a los partidos políticos, pero también frente a los grupos ácratas, que acabaron integrándose en la CNT.

La reorganizada CNT provocó numerosas huelgas entre 1917 y 1919, siendo la más famosa la de La Canadiense en Barcelona.  La represión y los atentados en Barcelona se sucedieron entre 1919 y 1922 . En  1919 la patronal creó una banda de pistoleros y después los SIndicatos Libres para acabar con los dirigentes obreros.

La Revolución Rusa causó más admiración entre los anarquistas (controlados entonces por Maurín y Nin) que entre el PSOE-UGT, más moderados, aunque cesó cuando se conocieron más detalles, entre ellos la represión contra los anarquistas.

1923 Dictadura de Primo de Rivera

El movimiento obrero fue muy activo hasta que volvió a una fase defensiva en 1920, cuando volvió la crisis. Desde 1922, el poder de la CNT pasó a los anarcosindicalistas.

Con la dictadura de Primo de Rivera, se prohibieron las publicaciones anarquistas, entre ellas la más importante, Solidaridad Obrera. Muchos se exiliaron a Francia y Argentina. Desde Buenos Aires, Diego Abad de Santillán defendía un movimiento obrero explícitamente anarquista. En 1927 se creó la FAI para aglutinar a todos los anarquistas, aunque no consiguió unir al grupo de la Revista Blanca (antisindicalistas y defensores de la ortodoxia anaquista).

1931 La 2ª República

Todos estos problemas llevaron a la República, que tardó dos años en aprobar una tímida reforma agraria cuando ya estaban generalizadas las ocupaciones revolucionarias de las tierras.

Tras la caída del dictador, una CNT dominada por los sindicalistas intentó un acercamiento a los republicanos, pensando que la República daría continuidad a la . Con Pestaña como secretario general, la CNT fue legalizada y consiguió entre 1930 y 1931 un aluvión de 800.000 afiliados, sobre todo en Catalunya, País Valenciano, Andalucía Oriental y Aragón. Pero los anarquistas puristas no aceptaron la República.

A partir de 1933,  el grupo anarquisa revolucionario “Nosotros” (Francisco Ascaso, García Oliver, Durruti y Ricard Sanz) pasó a dirigir el faísmo. Sólo ellos se opusieron a la colaboración con la nueva democracia burguesa. Sus planteamientos se acabarían imponiendo en la CNT.

Antes, en el Congreso de Madrid de junio de 1931 los sindicalisas consiguieron aprobar las federaciones nacionales de industria, herramientas útiles para luchar contra los patronos y también para preparar la gestión futura de la producción por parte de los trabajadores. Pero los anarquistas querían una revolución a corto plazo, bien planificada (anarco-bolcheviques), bien espontánea (Federica Montseny).

Los sindicalistas firmaron en agosto el Manifiesto de los Treinta (Joan Peiró, Angel Pestaña...), pero no consiguieron evitar el enfrenamiento de la CNT c on la República, plasmados en los movimientos insurreccionales de l’Alt Llobregat (enero 1932), que establecieron el comunismo libertario durante una semana. Solidaridad Obrera cayó en manos de los faístas (Felipe Alaiz, Eusebi C. Carbó…)  Federica Montseny y García Oliver presionaron hasta conseguir la dimisión de Pestaña como secretario general de la CNT; que fué sustituído por el faista Manuel RivasPestaña creó el Partido Sindicalista, y los sindicatos de Sabadell se pasaron a la UGT.

En enero (Casas Viejas) y diciembre de 1933 la CNT inició un ciclo insurreccional. En las elecciones de 1933, la CNT se abstiene, y ante la victoria de la derecha, se lanza de nuevo a la insurrección, que vuelve a fracasar.

En la insurrección de octubre de 1934, la CNT de alía con la UGT en Asturias, dentro de las llamadas Alianzas Obreras, pero se inhhibe en la revuelta independentista de ERC en Catalunya.  Pero la represión en Asturias (30.000 encarcelados) favoreció que las posiciones aliancistas penetraran en Catalunya, consumándose en el voto frentepopulista en las elecciones de febrero del 36. En el congreso de mayo de 1936 triunfaron los faístas.

Durante la II República hubo un debate sobre la sociedad futura. Urales y los anarquistas no querían ningún programa, sino la simple vuelta a unos municipios libres agrarios y autosuficientes.  Sin embargo, Joan Peiró y los sindicalistas tenían un programa industrialista, descentralizado, post-capitalista (no anticapitalista) pero liderada por los sindicatos.

1936. La Guerra Civil.

La CNT y los anarquistas lucharon contra el alzamiento militar y acabaron colaborando con las instituciones republicanas. El hombre fuerte de la FAI, Diego Abad de Santillán, fue el artífice del Comité Central de Milicias Antifascistas, venciendo la oposición de García Oliver y el grupo Nosotros, que querían organizar un poder revolucionario exclusivamente anarcosindicalista.

Se colectivizó la industria y se municipalizó la tierra y se sustituyeron los ayuntamientos por consejos comunales. Pero pronto se disolvió el Comité, y el 27 de septiembre la CNT entró en el Gobierno de la Generalitat, y el 4 de noviembre en el Gobierno republicano de Largo Caballero con Joan Peiró yJoan López (sindicalisas), y Joan García Oliver (anarco-bolchevique) y Frederica Montseny (anarquismo filosófico y ortodoxo). A pesar de su antipoliticismo, era necesario participar en el nuevo poder, que de otra manera quedaría en manos de los republicanos burgueses.

La CNT-FAI ya sólo controlaba las colectivizaciones del frente de Aragón. Mientras, la ayuda soviética favoreció el creciente éxito de los comunistas y su apoyo a los sectores no obreros.

Los hechos de mayo de 1937 enfrentó al POUM y CNT-FAI contra PSUC y Generalitat. Poco después caía el gobierno de Largo Caballero, los anarcos salieron del gobierno catalán y pasaron a un segundo plano. La CNT  intentó centralizarse e incluso luchó y consiguió una cartera (Segundo Blanco) en el gobierno Negrín.

FInalmente, el exilio anarquista español no consiguió una reformulación ideológica ni la reunificación de todo el movimiento libertario.

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on April 6, 2014 in anarquismo, historia

 

Tags:

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 117 other followers