Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

José Álvarez Junco: La ideología política del anarquismo español (1868-1910). II La crítica de la sociedad existente.

a

La Crítica de la Sociedad Existente

7. La Cuestión Social

Los cinco enemigos de los anarquistas: Capital, Religión, Estado, Ejército y Familia. Parten de la ideología liberal y no o elaboran una crítica original del capitalismo.

Con la penetración de las ideas de Koprotkin a España, se da más importancia a la condena moral del  capitalismo que a su análisis crítico. Kropotkin defiende que actualmente se produce más de lo indispensable para cubrir las necesidades básicas de la humanidad, pero este excedente se lo apropian unos pocos hombres. Así, el Capital no se interpreta como trabajo acumulado, sino como parasitismo. El dinero es un artificio inútil que origina desigualdades y que hay que abolir. Las diferencias no están sólo en la propiedad, sino también en la cultura y la libertad, que puede oprimir a todos los hombres por igual, por lo que se supera la perspectiva de clase y se incide en la necesidad de la instrucción.

Se llega a hablar de tres clases sociales: los que tienen el dinero, los que lo  defienden (gobiernos, curas y militares) y los que nada tienen. Los anarquistas creen en una Edad de Oro primitiva, armoniosa y comunitaria.

La Revolución Social (basada en Rousseau y Proudhon) supone la supresión de la propiedad privada, causa del mal social, ya que excluye a la gran mayoría de la humanidad del goce de unos bienes que por naturaleza habrían de ser patrimonio común. La propiedad da lugar al capital, que se concentrará en pocas manos y creará enormes masas de asalariados viviendo a un nivel de estricta subsistencia. Ese subconsumo y esa superproducción demuestran la aberración del sistema.

8 La crítica desde el punto de vista moral.

En épocas de represión y clandestinidda se escriben exhortaciones a la venganza violenta, mientras que en épocas de apertura política y tendencia al legalismo  se propaga la necesidad de la educación y la acción asociativa. Reproches contra la sociedad burguesa:

  1. La burguesía es hipócrita porque incumple su propia moral. Los nietzscheanos sostienen lo mismo.
  2. La moralidad oficial cristiana defiende la caridad, pero no lo cumple el egoismo, el afán de dinero y la competitividad burguesas. “La anarquía es la más alta expresión del orden” (E. Réclus).
  3. La burguesía ha renegado del ideario liberal de la Revolución Burguesa, deteniendo su desarrollo al obtener sus beneficios de clase y negárselos al pueblo.

El Anticlericalismo se remonta a la ilustración volteriana, y alcanza un nivel muy popular y virulento durante el segundo tercio del siglo XIX. La lucha anticlerical es un objetivo básico para los anarquistas, mientras que para los marxistas es secundario, supeditado a lo económico. Ferrer i Guardia fur uno de los máximos difusores del aniclericalismo. Reproches a la Iglesia:

  1. Oscurantismo histórico contrario al avance del pensamiento y la libertad. La idea de Dios surgió para explicar los misterios. Los grupos sociales poderosos a través de los sacerdotes supieron aprovecharse de las creencias religiiosas para dominar a los individuos y hacerles interiorizar la presion social.
  2. Traición al evangelio de Cristo: pobreza de la vida comunitaria y defensa de los humildes.
  3. El Cristianismo elogia el dolor y la resignacion aquí y la gloria ultraterrena, lo cual genera conformismo, obediencia e inacción.

9 La crítica del poder político

El anarquismo es sobre todo rebeldía contra el Estado Contemporáneo. “Donde comienza el Estado cesa la libertad de los individuos” (Anselmo Lorenzo). Urales conecta la justificación de la autoridad con la creencia en la maldad del género humano. Para Tarrida, cuanto menos Autoridad, más Felicidad. Son superiores las leyes naturales innatas en el corazón humano sobre las escritas, con lo cual la ley resulta ser lo opuesto al Derecho Natural. La ley es algo estático, en cambio los pactos son vida, cambio, espontaneidad, proviene del interés de las partes  y se puede rescindir en cualquier momento.

A partir de la autoridad autocrática de los ancianos se llega a dos opuestos: sociedad y estado. Para Anselmo Lorenzo, el Estado es transitorio y la Sociedad permanente. El Estado y la Autoridad no tienen derecho a existir porque son antinaturales, son el principio del mal. Para Bakunin, “la ley ética suprema del Estado es su propia conservación y aumento de poder”. Mediante la “Razón de Estado”, la autoridad crea una exención moral para sí misma. El Estado tiene la hostilidad del resto de Estados de la humanidad.  El Estado es la opresión dentro y la guerra en el exterior. El Liberalismo extremo también quiere limitar su poder, pero sin desaparecer, ya que el Estado defiende los intereses de clase burgueses.

La Democracia, el Estado de Derecho, la Soberania Popular y la Igualdad ante la Ley son coartadas, ya que todos los partidos que han pasado por el poder no han conseguido mejoras para los trabajadores, porque no peden tocar el capitalismo.

Para los anarquistas, siguiendo a Rousseau, consideran que la libertad no se puede delegar, sería una esclavitud voluntaria. El mecanismo electoral de la Restauración se basaba en el caciquismo, el sugragio restringido, coacciones, abstencionismo, amaños…) El anarquismo cree que la masa puede ser enemiga de la libertad individual, de los derechos de las minorías.

La democracia auténtica no es posible con desigualdades económicas. Para Lorenzo, hombre es anterior a ciudadano con privilegios políticos y económicos. Los anarquistas niegan el Parlamentarismo y la colaboración con la autoridad, y aceptan la Acción Directa y el Antipoliticismo. Y por tanto, niega la subsistencia del poder después de la Revolución.

10. La volencia en la Sociedad Actual

El Anarquismo es Internacionalista, Cosmopolita, Fraternalista y Antipatriótico porque cree  en la común calidad de los seres humanos. El Patriotismo burgués es separador y egoista. El Estado, en nombre del bien común, monopoliza la violencia. También ayuda a esconder la conflictividad social en los países.  Los anarquistas denuncian las mitologías nacionales: 1492, Carlos V, Felipe II  o la Guerra de la Independencia. Sin embargo, algunos anarquistas se acercaron al “problema de España” desde una perspectiva psicológica o providencial: toros, vino, guitarra, castañuelas, sol, fuego, sangre, pandereta, Inquisición, ignorancia, anarquía.

La idea de patria se encarna en el Ejército, que defiende al Capitalismo y representa la coacción disciplinaria, la jerarquía no igualitaria y el valor de la violencia. Lo opuesto al soldado es el obrero. Se llegó incluso a negar la posibilidad de un “ejército revoluciionario”. Tras la Restauración (1874), el papel del Ejército ya no fue luchar por la llegada al poder de la burguesía, sino mantener el orden burgués. Los anarquistas también están en contra de la guerra, que sólo interesa a los privilegiados.

En el III Congreso de la AIT (Ginebra, 1868) se aconsejó la huelga en el  caso de guerra. Bakunin, en  cambio, pensó que se podía aprovechar la guerra franco-prusiana de 1870 para hacer la Revolucion, como de hecho sucedió con la Comuna de París de 1871.

En las luchas imperialistas, tanto anarquistas como socialistas defendían “que vayan ellos” y la independencia revolucionaria de Cuba, Filipinas, Marruecos o Carolinas.

Los pensadores ácratas defienden el Determinismo Social y niegan el Libre Albedrío. Según Azorín, las instituciones son las malas, son la causa de que los hombres sean malos. Así, la Delincuencia la provoca los vicios de la organización social: la ignorancia ,la miseria, la religión, la educación autoritaria, el exceso de trabajo, la desigualdad económica. No hay que olvidar la defensa anarquista del bandolerismo social,  la rebeldía y sus frecuentes contactos con la delincuencia común. En una sociedad libre e igualitaria no habría delincuencia, no sería un delito, sino una enfermedad que podría tratar la psicología (con el peligro que supone un excesivo racionalismo totalitario) También estaban en contra de la pena de muerte.

11. Feminismo, Familia, Amor Libre

Para Concepción Arenal o Pardo Bazán, las mujer es un ser libre e inteligente con igualdad de derecho a la justicia que el hombre. Destacadas autoras anarquistas fueron Teresa Mañé (Soledad Gustavo) y Teresa Claramunt. La mujer tiene una doble esclavitud: el sistema y el padre/esposo. Para Stuart Mill, el sometimiento de la mujer se debe a la prevalencia de la fuerza en las sociedades bárbaras. Aún asi, ahoara las mujeres hacen los trabajos más duros y sufren más represión sexual, que las encamina al aburrimiento. Su educación es menor o nula, sólo le queda el catecismo o la coquetería. El feminismo y el anticlericalismo se cruzan a menudo, así para Julio Camba “sobre el cerebro de la mujer pesan veinte siglos de cristianismo”. La mujer ha de ser obediente, pasiva, humilde, resignada, esclava de su marido. Para el Cristianismo, la mujer es Eva: sexo, pecado y perversión. El otro trato a la mujer es idealizarla caballeréscamente  como virgen, madre o sufrida ama de casa.

Lo que sostiene la Familia no es el amor, sino el interés, el egoismo y la propiedad. El matrimonio  monógamo es un derecho de propiedad del marido y un seguro de regularización de las sucesiones. La familia se convierte en una célula económica, autoritaria y jerárquica en el ingerior, y  en régimen de competencia frente al exterior. Las prostitutas son vistas como hijas del pueblo que se prostituyen por hambre.

El Amor Libre es el contrapuesto de la Familia Burguesa y una expresión de confianza en la armonía preestablecida. El amor necesita libertad, igualdad, divorcio y niega la posesión. Según Urales, “ningún lazo que no sea el amor una a seres de diferente sexo”. Casi nadie prevee ningún tipo de ceremonia  de la relacion, y mucho menos llamarla matrimonio. Se popularizaron los anticonceptivos y se reivindica la apertura de la mujer a todos los trabajos y profesiones, sacándola de las  tareas domésticas. A pesar de todo, lo habitual en el movimiento libertario español fue la pareja monógama dominada por el varón pero sin ceremonia religiosa, aunque la promiscuidad tendía al alza.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on October 13, 2013 by in anarquismo and tagged , , , , , .
%d bloggers like this: