Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Vicenç Guarner: Cataluña en la guerra de España

caballo

19 de julio de 1936. Guardias de asalto favorables a la República en la calle Diputación de Barcelona. Famosa foto de Agustí Centelles.

Madrid, G. del Toro, 1975

Antecedentes inmediatos

La tesis del libro es que la moral decayó en Catalunya debido a los bombardeos, el hambre y la “ocupación” de Catalunya por el Gobierno Republicano comunista. Algunos acusaron a Catalunya de no hacer todo lo que estaba en su mano para ganar la guerra, de estar ausentes, mientras otros defienden que incluso la Fuerza Pública estuvo del lado de la legalidad, lo que consiguió alejar la guerra de sus fronteras.

Los vencedores de los sucesos de mayo de 1937 tenían una misma idea de las diferentes Españas y la autonomía catalana que los franquistas. El gobierno central no paraba de pedir a Catalunya hombres, municiones, armas, para defender Madrid. Desde que el gobierno de Negrín se instaló en Barcelona (octubre 1937) hizo caso omiso del gobierno autónomo. Las fuerzas, y en concreto las mandadas por comunistas, eran vistas como tropas de ocupación en país conquistado, cometiendo robos, requisas e incluso crímenes con toda impunidad.

Tras las elecciones de noviembre de 1933, Companys nombra Conseller de Governació al doctor Dencàs y Jefe de Policía a Miquel Badia, ambos considerados exaltados y poco inteligentes, que aplicaron torturas y la Ley de fugas a la CNT,  y que fomentaron los escamots semi-militarizados de Estat Català.

Tras las elecciones de febrero de 1936, en las que participó la CNT, la Conselleria de Governació contaba con 3000 Guardias Civiles, 300 Mossos d’Esquadra y 1960 Guardias de Asalto. Vicente Guarner pasó a ser  Jefe de Policía.

La CNT tenía varias facciones:

  • Los Treintistas: Pestaña, Peiró
  • Los Solidarios, luego Nosotros, partidarios de la toma del poder, aunque acabaron aceptando la colaboración democrática: García Oliver, Ascaso, Durruti, Ortiz, Jover, Federica Montseny. Controlan el órgano “Solidaridad Obrera”.
  • La FAI: Diego Abad de Santillán. 25.000 adheridos.

La sublevación militar

La Comisaría General de Orden Público tenía constancia de la inminencia de un golpe militar. Fueron clausurados los centros del Sindicato Libre y Renovación Española. Los obreros pedían armas, pero les eran denegadas por miedo a una insurrección.

En la madrugada del 19 de julio de 1936, se sublevaron todas las guarniciones en Catalunya menos la 34 de Infantería de la calle SIcilia. Una de las zonas más disputadas fue la vital Plaza Catalunya. La República fue defendida por el Comité de Defensa de la CNT, la Guardia Civil y los  Guardias de Asalto. Solo quedaron focos rebeldes en el Convento de los Capuchinos (Diagonal/Lauria), las Atarazanas, Capitanía General y Plaza España. Cuando se rindió el convento, la multitud asesinó a los militares sediciosos y a los carmelitas. La revuelta se había controlado, pero entonces empezó el caos y los tumultos populares. Guarner lamenta la muerte de algunos sublevados, ya que eran antiguos compañeros suyos.

En España se sublevó el coronel Yagüe en Ceuta, Queipo de Llano en Sevilla, el general Mola en Burgos, los carlistas en Pamplona, el general Franco en Canarias y Marruecos. El ejemplo de Barcelona evitó el levantamiento militar en Valencia. En Madrid, el sublevado general Fanjul se refugió en el Cuartel de la Montaña, donde se produzco una gran matanza provocada por la muchedumbre. La escuadra quedó en poder de los marineros.

Millares de personas tomaron las calles con banderas rojas y negras, rojas o catalanas con armas y vehículos requisados. Se cometieron bastantes saqueos y pillajes. Parecía que la guerra estaba ganada. Los obreros no permitieron que se reorganizase el ejército regular.

El 21 de julio se forma el Comité de Milicias Antifascistas de Catalunya, liderado por Juan García Oliver y con representantes de CNT, FAI, UGT, Unió Socialista, POUM, Unió de Rabassaires, PSUC, Acció Catalana y ERC. Companys formó paralelamente un gobierno paralelo inoperante de 14 consellers.

El frente de Aragón y de Mallorca

El CMA tomaba decisiones que luego refrendaba el Govern de la Generalitat mediante decretos. El 23 de julio salieron hacia Aragón 8 columnas improvisadas de milicianos, organizadas por cada partido político. El desorden y la falta de obediencia se hacían sentir. Las municiones apenas se destinaban al frente de Aragón, del cual recelaba Madrid.

El 12 de agosto de 1936 Vicente Guarner fue nombrado  Subsecretario de la Consellería de Defensa de la Generalitat, además de seguir siendo miembro y asesor del CMA:

El gobierno de la Generalitat impulsó la conquista de Mallorca, y consiguió ocupar Cabrera, Formentera e Ibiza. Pero el toque catalanista de la operación no gusta en Madrid, y el nuevo ministro de Marina, Indalecio Prieto, ordena acabar con la ofensiva.

EL CMA estaba en trance de desaparición cuando se nombra el 3er Gobierno de la Generalitat, formado por ERC, CNT, PSUC, Unió de Rabassaires, POUM y Acció Catalana. Las Fuerzas de Orden Público y los Ayuntamientos iban recuperando el poder. Pero la CNT seguía controlando la situación. Aunque desde octubre de 1936 ya empezaron a llegar observadores militares y civiles de la URSS, entre ellos el cónsul ruso en Barcelona, Antonov Ovsenko.

Las industrias de la guerra

El 7 de agosto de 1936 se crea la Comisión de Industrias de Guerra, presidida por Tarradellas, para transformar la maquinaria de las  fábricas para la elaboración de materiales de guerra, llegó a tener 50.000 obreros. Algunas empresas de Catalunya financiadas por la Generalitat producían para el Gobierno de la República. En octubre de 1907, estas empresas pasaron a manos de Indalecio Prieto, lo cual hizo aumentar la burocracia de directivos y disminuir  la productividad.

Largo Caballero, ante la posible caída de Toledo, no quiso trasladar su fábrica de armas a Barcelona. Ni el PSOE ni el PCE se fiaban de la Generalitat Catalana ni de la fuerza de la CNT en Catalunya. Y de hecho el Gobierno de la República no apoyó los esfuerzos de la industria de guerra catalana, que nunca se interrumpió ni a pesar de los bombardeos.

El 11 de agosto de 1938 Negrín decreta la expropiación total de las industrias bélicas catalanas, lo cual provoca la dimisión de los ministros catalán y vasco, que rápidamente fueron sustituidos por dos ministros comunistas.

La lucha en otros frentes

En Madrid, los milicianos tomaron el Cuartel de la Montaña dando muerte a la mayoría de los defensores. Luego  marcharon a Toledo, cuyo famoso Alcázar resistió 72 días. Por el norte, el frente se estabilizó en la Sierra de Guadarrama. Miaja y Vicente Rojo asumen el mando militar. La flota queda en el bando republicano.

La República tenía enemigos: la presión internacional y los extremistas de derechas e izquierdas. Aviones alemanes y barcos italianos trajeron 9000 hombres a la Península. Portugal también apoyó a los rebeldes. El 14 de agosto de 1936, Badajoz es ocupada, saqueada y asesinados miles de sus habitantes por las tropas nacionales. UK, Francia y USA defendieron la neutralidad. En octubre llegó el cónsul ruso a Barcelona, Antonov Ovsenko.

Mola tomó Irún y San Sebastián. Largo Caballero no reforzó la defensa de Málaga debido al enfrentamiento que había entre comunistas y CNT, de manera que la ciudad acabó cayendo y se produjo una gran matanza.

El frente de Aragón y Mayo del 37

A fines de octubre de 1936 quedó disuelto el Comité Central de Milicias Antifascistas. Cuatro cenetistas fueron nombrados ministros en Madrid por Largo Caballero: García Oliver, Federica Montseny, Juan López Sánchez y Peiró, por sólo dos comunistas,

Mientras, la campaña de Aragón estaba controlado por la CNT. En el gobierno de la Generalitat habían tres cenetistas: Diego Abad de Santillán, J.J. Domenech y Pedro Herrera. Dos comunistas (Juan Comorera…), tres de ERC (Tarradellas…) y uno de la Unió de Rabassaires.

En febrero de 1937 se militarizan las milicias de Aragón, que pasa a llamarse Ejército del Este, y que no recibe armas porque  tanto el Gobierno establecido en Valencia como el de la Generalitat recelaban de la CNT. Vicente Guarner fue nombrado jefe del frente el 28 de febrero.

Mientras, el embajador ruso Rosenberg y el cónsul Ovsenko tenían una misión, que cumplieron a la perfección:

  • exterminar el POUM trotskista, en la línea de las purgas que estaba haciendo Stalin en la URSS,
  • sacar del poder a Largo Caballero, que no se plegaba al dictado de la URSS
  • neutralizar a la CNT
  • poner el Ejército del Este en manos de los comunistas.

Así, los hechos de mayo del 37 fueron una exitosa conspiración que culminó con el ataque dirigido por agentes del GPU (policía secreta soviética), encabezados por el comisario comunista Rodríguez Sala, contra la central de Telefónica. Hubo 500 muertos.

Los dos ministros comunistas provocaron que Largo Caballero fuera sustituído por Negrín. “El estalinismo había triunfado”. Lo que se llamó la “marejada comunista”.

En el Ejército Republicano habían 8.800 voluntarios internacionales, controlados por comisarios políticos, acusados por Guarner de ineficaces, incapaces, cobardes, politiqueros y desconocedores de la técnica militar mmoderna.

Reorganización de lo ejércitos y el Gobierno en Barcelona

En octubre de 1937 se instala el gobierno Negrín en Barcelona. Según /b>Guarner, porque el PCE-PSUC quería dejar inoperante el poder de la Generalitat. Muchos catalanes consideraban que vivían bajo un ejército de ocupación. Comorera, del PSUC, llegó a decir privadamente que “o Catalunya se plegaba a los deseos del Partido o sería nombrado un gobernador general, suprimiéndose la Generalitat”.

El propio presidente Azaña, en su “Cuaderno de la Pobleta”, se atrevió a manifestar “una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la Historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada 50 años. El sistema de Felipe V era injusto y duro, pero sólido y cómodo. Ha valido por dos siglos.”

El omnipotente SIM (Servicio de Inteligencia Militar) era visto como una nueva Inquisición. A comienzos de 1938, el Ejército Republicano contaba con 450.000 soldados, pero com mal armamento, mandos poco profesionales… fué milagroso que la guerra puediera durar casi 3 años. El Ejército nacional sumaba unos 600.000 soldados: 3 ejércitos nacionales más tropas marroquíes, La Legión, Cuerpo de Ejército italiano, la legión Cóndor alemana). El 15 de abril de 1938 llegan al Mediterráneo sin oposición.

El fin de la guerra

En marzo de 1938, el general Rojo le dice al socialista Prieto, ministro de Defensa, que había que pensar en la posibilidad de una derrota militar. Los comunistas querían seguir la guerra y forzaron la dimisión de Prieto. Se reorganizó el Ejército en Catalunya y el 25 de julio comenzó la Batalla del Ebro. La intromisión del gobierno central en las autonomías catalana y vasca provocó la dimisión de de los ministros catalán (Ayguadé) y vasco (Irujo) del gobierno Negrín, que fueron sustituidos por dos ministros comunistas.

Guarner envió un informe a Rojo: el comisariado es una enorme y perniciosa burocracia, había una gran quinta columna, había fábricas colectivizadas por obreros holgazanes, se había tratado mal a Catalunya, y todo ello daba lugar a una moral de derrota.

La batalla de Catalunya

El 23 de diciembre de 1938 comienza la campaña sobre Catalunya. El frente se desploma con facilidad y el 20 de enero de 1939 se evacúa Barcelona.

El pacto germano-soviético para repartirse Polonia fue el preludio del consejo soviético de repatriar a las brigadas internacionales y del fin de la ayuda soviética. Por ello, una vez cayó Catalunya, no tenía sentido que intentaran aguantar los ejércitos del Centro y el Sur, más aún cuando el conflicto mundial no llegaba.

Negrín creía que con el actual gobierno comunista no se podría concertar la paz. Unos emisarios de Hitler le ofrecieron cesar su apoyo a Franco a cambio de convertir la República en un protectorado alemán.

El Coronel Casado, ante el intento del PCE de hacerse con el control de todos los resortes del poder de la España republicana, hizo un golpe de estado, y a continuación intentó negociar la paz con Franco, quien sólo aceptaba una rendición sin condiciones, lo cual provocó la huida general de todos los que pudieron salir.

Epílogo

La República no podía perdurar porque fue combatida con saña por extremistas de izquierdas y de derechas. Tampoco ayudó la demagogia proletaria, opuesta a la disciplina militar. Además, las comarcas catalanas fueron en las últimas fases de la guerra lo mismo que en tiempos del conde-duque de Olivares, regiones ocupadas por fuerzas militares con escadso arraigo en el país. El propio general Rojo decía: “las gentes estaban indignadas y aterrorizadas en los campos de Catalunya por las “purgas” practicadas en los pueblos por las unidades de ocupación, sobre todo las dotadas de mandos comunistas, sin motivo aparente y casi siempre equivocadas, a espaldas de la ley y sin intervención de autoridades judiciales o policíacas”.

El famoso SIM cometió muchas tropelías entre la población civil, lo que contribuyó a la desmoralización junto a los bombardeos y la falta de alimentos para los que no tuvieran dinero. Tampoco se hacía caso a las peticiones de de las unidades donde predominaban los catalanes.

Y eso que en las primeras fases del conflicto, en Catalunya hubo un entusiasmo generalizado, que aportó a las filas republicanas un elevadísimo número de sus hijos. Existía la creencia de que la guerra estaba ganada, y los partidos y sindicatos predominantes prescindieron de los militares profesionales como Guarner, o no les escucharon cuando querían crear un ejército regular que podría haber ganado la guerra en pocas semanas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on November 10, 2013 by in anarquismo, catalunya, historia and tagged , , , , .
%d bloggers like this: