Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Thomas Hobbes: Leviatán

hobbesRousseau y Hobbes son como Rusia y Estados Unicos, el Barça y el Madrid o Messi y Cristiano Ronaldo. Son eternos opuestos. Rousseau defiende que el hombre es bueno por naturaleza, y por tanto hay que dejarlo a su aire. Hobbes defiende que el hombre es malo por naturaleza, por lo que necesita del Estado para marcarle el camino.

Hobbes nació en 1588 durante la guerra de Inglaterra contra la Armada Invencible de Felipe II. Fue hijo del típico cura intolerante, lo que seguramente determinó su anticlericalismo. Sus libros llegaron a ser prohibidos por la Iglesia. El Rey Absoluto tenía que reinar en este mundo, los curas sólo podían influir en el otro mundo, pero no tenían cabida en éste.

También vivió la caída de la monarquía inglesa, la decapitación de Carlos I , la subida al poder del republicano Oliver Cromwell y la vuelta de la monarquía con Carlos II.

La filosofía de Hobbes se basa en la idea de que el hombre de modo natural busca la felicidad. Tiene dos fuerzas motoras: el deseo por unas cosas y la aversión por otras. Para conseguir lo que desea, ha de ejercer su poder, que acaba siempre chocando con el poder de otro hombre, lo cual acaba destruyendo al propio hombre, inmerso en constantes guerras. Así, el hombres es siempre enemigo de otro hombre: “homo homini lupus“. Los hombres han luchado siempre entre ellos para expandir su esfera de poder.

Por ello, han acabado pactando entre ellos para que una entidad superior decida por ellos y reduzca o elimine las tensiones y luchas entre los hombres. El Estado será ese Leviatán, ese monstruo mítico que, liderado por el Rey Absoluto, será el depositario de esta soberanía nacional a la cual renuncian los ciudadanos. El Rey, a partir de esta delegación de soberanía, garantiza la paz de su reino y se convierte en poder supremo, el único que puede ejercer la violencia, y al cual no se puede criticar ni desobedecer.

En la retórica hobbesiana, es el pueblo el que gobierna, pero representado por el soberano, que es quien decide. Los totalitarismos fascistas y estalinistas fueron los que mejor aplicaron estas teorías.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on January 9, 2014 by in filosofía, Política and tagged , , .
%d bloggers like this: