Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Sobre el origen de la palabra Tertulia

VV:AA:  “De las Academias a la Enciclopedia”.

La tertulia del Café de Pombo (1920) , obra emblemática de José Gutiérrez Solana

La tertulia del Café de Pombo (1920) , obra de José Gutiérrez Solana

Con el nacimiento de la modernidad, allá por el Renacimiento, se quiere empezar a sistematizar el saber,  y empiezan a surgir Acedemias y Enciclopedia. La cultura se vulgariza, cada vez más gente accede a ella. Y provoca la resistencia de diversos poderes que quieren mantenerla adscrita a un reducto de minorías.

Así, cuando se habla de la preservación de la cultura en la Edad Media gracias a la Iglesia, en realidad habría que hablar de cómo la Iglesia monopolizó esa cultura a su antojo y se negó a transmitirla, por aquello de que cultura e información es poder.

La primera tertulia documentada en España fue la de Sevilla de 1697, formada por médicos y otros científicos, y se acabó convirtiendo en la primera institución científica de España, aprobada por el rey Carlos II el 1700 con el nombre de Regia Sociedad de Medicina y demás Ciencias de Sevilla. Durante un tiempo se mezclaban las denominaciones de tertulia, sociedad y academia. La primera quedaba poco formal, la última fue la que triunfó más por tener un componente de “protección real”.

El vocablo tertulia es especifico del idioma español. Su significado es el de “conjunto de hombres literatos que se reúnen para conversar” o “cenáculo de literatos”. Una definición de 1739 habla de reunión de hombres honestos para conversación y otras diversiones honestas.

Su origen etimológico es confuso, pero hay una teoría que busca su origen en  el vocabulario teatral, que en 1676 ya lo define como “aposento alto que en los corrales de comedias de Madrid congregaba a los espectadores más cultos”, Ya antres, en 1664, se habla del “asiento de los tertulianos”. Esta acepción teatral de tertulia aún se usa en Argentina y Uruguay.

Parece que el nombre viene de Tertuliano, padre de la Iglesia al que seguramente citaron los ocupantes de este aposento teataral, que eran espectadores cultos, muchos de ellos eclesiásticos, rígidos moralistas que solían oponerse a las comedias con argumentos similares a los que había empleado Tertuliano en su obrea De Spectaculis. Así, el vocablo Tertulia pudo surgir del mote despectivo que los otros concurrentes al corral dieron a los religiosos, enemigos feroces del teatro.

La propagación de la tertulia a partir de entonces de situaría en una muy dieciochesca línea de exaltación de la sociabilidad  y de dignificación de la conversación.

Por extensión, tertulia se aplica también a toda reunión esporádica de personas que se juntan para conversar o discutir sobre cualquier materia o sobre temas de actualidad, normalmente en un café o, públicamente, en un programa de televisión o de radio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on April 6, 2014 by in literatura and tagged .
%d bloggers like this: