Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Federico Urales: La evolución de la filosofía en España

Colección básicos del pensamiento.
Biblioteca del pensamiento catalán. Dirigida por Isidre Molas.
Estudio preliminar por Rafael Pérez de la Dehesa. Ediciones de Cultura Popular, 1968, Barcelona.

Federico Urales

Federico Urales, todo un hipster de comienzos del siglo XX

1. Infancia y juventud de Federico Urales

Juan Montseny nació en Reus en 1864. Tuvo un brever período marxista, pero rápidamente pasó al anarquismo, ideología dominante en Reus. En 1981 se casó con Soledad Gustavo (Teresa Mañé). La bomba de Cambios Nuevos fue el origen del célebre Proceso de Montjuich, en el que fuereon detenidos Urales, Tarrida del Mármol, Anselmo Lorenzo, Teresa Claramunt y José Llunas, es decir, la plana mayor del anarquismo catalán. También Pere Corominas.

El 6 de junio de 1896 estalla una bomba en la calle  Cambios Nuevos, la represión de la cual originó el célebre proceso de Montjuich, en el que hubo encarcelamientos, deportaciones, torturas y ajusticiamientos de anarquistas catalanes.

2. La campaña de revisión del proceso de Montjuich y la fundación de la Revista Blanca

La bomba de Cambios Nuevos de 1896

Urales fue deportado a Londres, pero volvió a Madrid en 1897, ingresando de redactor en El Progreso, dirigido por Alejandro Lerroux, periódico que defendió a los acusados y torturados del proceso. Desde  junio de 1898 a 1905 Urales decide publicar La Revista Blanca (en agradecimiento a la Revue Blanche que había apoyado a los perseguidos españoles).

Estando vigente la Ley contra la propaganda anarquista, Urales tuvo que recurrir a colaboradores no ácratas (Giner, Cossío, Unamuno, Brossa, Benavente, Clarín…) para completar la nómina de ácratas (Anselmo Lorenzo, Teresa Claramunt, Salvoechea, Ricardo Mella, Soledad Gustavo…)

En la publicación se recoge el avance progresivo de la doctrina de la huelga general, que se produce en 1900, 1901 y 1902. Fue la revista más importante del movimiento obrero en lengua española. Llegó a tener una tirada de 8000 ejemplares, y el suplemento de 15000. Y en abril de 19200 consiguió liberar a los encarcelados.

3. Madurez y últimos años

En 1925 Urales  volvió a publicar La Revista Blanca junto a su hija Federica Montseny con una tirada de 12000 ejemplares  y se inauguró la serie La Novela Ideal (50000 ejemplares) , y en 1929 La Novela Libre (25 a 30000 ejemplares), en ambos casos colecciones de novelas sociales cortas.   En 1932 fundó y dirigió la revista El Luchador.

Urales tras la caída de Barcelona marchó a Montpellier y a París, de donde huyó a Salon pour Vergt ante el avance alemán, donde murió el 12/03/1942.

La evolución de la filosofía en España se publicó en La Revista Blanca entre 1900 y 1902.

4. La ideología del anarquismo español

pi

Pi i Margall

Para Urales, las ideas federalistas de Pi i Margall son el origen teórico del anarquismo español, punto de vista reiterado en toda la historiografía ácrata. Los mapas que publicó Brenan demuestran la práctica coincidencia del área de extensión de ambas ideologías.

El colectivismo, que concedía al trabajador la propiedad del producto íntegro de su trabajo, había sido la doctrina del movimiento bakuninista. Pero este principio pronto se empezó a discutir y surgió la idea del comunismo, es decir, de la colectivización del producto de trabajo. En 1879 el comunismo ya había sido aceptado en todas partes menos en España y algunos grupos individualistas de USA.

La conquista del pan de Kropotkin ha sido una de las obras teóricas con más lectores en España. El comunismo acabó por predominar totalmente, si bien el colectivismo sería la concepción que se llevaría a la práctica en un gran número de casos durante la guerra civil.

5. Anarquismo y literatura a fines del siglo XIX

El interés por el anarquismo es un fenómeno común entre los intelectuales europeos de fin de siglo: Pissarro, Daudet, Anatole France, Mallarmé, Mirbau. Es evidente la simpatía hacia el anarquismo de los jóvenes escritores del 98: Unamuno, Azorín, Baroja, Maeztu… Así, se habla de la influencia de Nietzsche en Baroja o de Ibsen en Unamuno.

6. Nietzsche, Stirner, Ibsen, Tolstoi y el anarquismo español

nietzsche

Nietzsche: mucha libertad, poca solidaridad

Pese a influir en algunos pensadores en torno a 1900, existe entre los militantes anarquistas un rechazo sistemático y constante de las doctrinas de Nietzche, ya que defendía la libertad pero no la igualdad. Azorín, por ejemplo, decía: “Un pueblo que pide un día la guerra  y clama al siguiente por las consecuencias de la guerra, es un pueblo inconsciente”. No tiene derecho a ser libre el que no piensa. Después de leer a Nietzsche se comprende a Cánovas”.

El individualismo egoísta de Max Stirner con El único y su propiedad también influyó en la época. Influyó en Benjarmín Tucker y en Ricardo Mella.

Ibsen  trataba temas relacioniados con la ética privada pero estaba apartado de las ideas solidarias. Aunque influyó por su lucha contra los convencionalismos en obras como Un enemigo del pueblo de 1986.

Se llegó a considerar a Tolstoi el “5º evangelista” por sus escritos místicos de paz e igualdad. Los anarquistas acabaron rechazando su idea de la resistencia pasiva, más fácil de manejar por la burguesía. Para Malato, no es Cristo sino Espartaco el modelo de los libertadores sociales, subrayando con ello la necesidad de la revolución violenta. Tolstoi, por tanto no se puede considerar anarquista por su carencia de sentido revolucionario.

Había dos tendencias en el anarquismo, la individualista radical (Stirner)

7. Estética y Anarquismo

Tolstoi en ¿Qué es el arte? defendía la vuelta a una arte verdadero que transmitiera sentimientos de fraternidad y fuera comprensible para todos. Se declara en contra del arte minoritario y critica a Baudelaire, Verlaine y Wagner. Guyau también defendió un arte social.

8. Conclusiones

La fe de los anarquistas en la verdad absoluta de su ideal les llevaba a suponer que cualquier persona inteligente llegaría a a compartirlo. La inmensa mayoría de los pensadores que aparecen en la prensa libertaria son únicamente individualistas extremos, que adoptan la postura de rebelión contra la sociedad burguesa característica de todas las bohemias literarias. Pero tienen un fondo aristocrático de superhombres que les hace pensar que valen más que los otros. Urales cree que no se les puede llamar anarquistas.

A finales del siglo XIX, hay un grupo de teóricos anarquistas: Bakunin, Kropotkin, Reclús, Faure, Grave… a la que sigue una parte importante del proletariado español. Defendían  la transformación igualitaria de la sociedad y de sus bases económicas.

Paralelamente, coexistía una corriente exaltadora del individualismo  de un Nietzsche o Carlyle, de una concepción elitista de la sociedad que despreciaba frecuentemente a las masas y que tuvo bastantes seguidores entre los intelectuales. No eran anarquiestas y no tuvieron eco entre el proletariado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on April 28, 2014 by in anarquismo, filosofía, literatura and tagged , , , , , .
%d bloggers like this: