Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Karl Marx: El 18 de Brumario de Luis Bonaparte

Napoleón III

Napoleón III

El  18 Brumario (9 de noviembre) de 1799 Napoleón dió un golpe de estado y se convirtió en dictador. Marx nos explica, a caballo entre el periodismo y la historia, la llegada al poder de Luis Bonaparte, su sobrino. En medio de aburridas luchas parlamentarias, nos dice que todas las luchas históricas no son más que la expresión de las luchas entre clases sociales.

Hegel dijo que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se producen dos veces. Olvidó agregar que una como tragedia y otra vez como farsa. En este caso, la tragedia fue Napoleón, y la farsa Luis Bonaparte.

Napoleón barrió por toda Europa las formaciones feudales para conseguir rodear las fronteras francesas de otras sociedades también burguesas. En 1830 hubo una nueva revolución burguesa en Francia, que echó al autócrata Carlos X para coronar a Luis Felipe de Orlenas. Se mejoró, pero poco, el voto censitario, pudiendo votar sólo 250.000 franceses de un total de 34 millones.

Gobierno provisional
24/02/1848 – 
04/05/1848

La revolución de febrero de 1848 hace caer al autócraa Luis Felipe. Confraternación general y buen rollo. Culmina la fase de la Restauración en Europa. La burguesía conquista todos los resortes.

Asamblea Nacional Constituyente
04/05/1848 – 28/05/1849

Se funda la República burguesa, parece el sistema ideal para controlar a la demás clases. El proletariado parisino se levanta en junio. Todas las demás clases se unen en un partido del orden, siendo el resultado 3000 insurrectos ajusticiados, y 15000 deportados. ¡Propiedad, familia, religión y orden!

Este período lo dominarán los Republicanos Burgueses, sometiendo a pequeños burgueses y proletarios. El 10/12/1848 Luis Bonaparte es nombrado Presidente de la República.

Asamblea Nacional Legislativa
28/05/1849 – 02/12/1851

La Montaña eran los socialdemócratas, pequeños burgueses y obreros. Los pequeños burgueses querían la democracia dentro de un régimen burgués. Marx los llama despectivamente shopkeepers (tenderos), gente que no va más allá, una clase intermedia que cree estar por encima del antagonismo de clases en general, que cree formar parte del pueblo. No consiguen el poder.

Los que sí lo consiguen son la burguesía monárquica, que forma el partido del orden, dividido por dos fracciones:

  • el campo: grandes terratenientes legitimistas, borbónicos como Berryer.
  • la ciudad: aristócratas financieros y grandes industriales, orleanistas como Thiers.

En lugar de libertad, igualdad y fraternidad preferían infantería, caballería y artillería. Eran monárquicos, pero se volvieron republicanos, porque esa parecía la mejor forma de dominación para la burguesía.

La burguesía revolucionaria, una vez conseguido el poder, se volvió conservadora, la revolución quedaba para los socialistas. Incluso los debates libres del Parlamento empezaron a no ser de su gusto.

Al final la burguesía, para mantener intacto su poder económico, tendrá que quebrantar su propio poder político, es mejor que gobierne otro en su nombre, a ser posible de un modo fuerte y absoluto. En 1850 se abole el sufragio universal, es algo demasiado peligroso.

1850 fue un año próspero, todo el proletariado parisino tenía trabajo. Luis Bonaparte se apoya en la Sociedad del 10 de diciembre,  sociedad de beneficencia que organiza a 10.000 personas del infoproletariado parisino en secciones secretas dirigidas por agentes bonapartistas. Luis Bonaparte parece que sólo puede confiar en esta “hez, desecho y escoria” (son palabras de Marx).

Golpe de Estado
02/12/1851

En Francia, el poder ejecutivo disponía de un ejército de más de medio millón de funcionarios, la mayoría de ellos de extracción burguesa. En cuanto al Ejército (otro medio millón de soldados), Bonaparte se hizo con el poder militar destituyendo a Changarnier, militar que estaba bajo el control del Parlamento, es decir, el Partido del Orden.

El golpe de estado de Luis Bonaparte y la consiguiente disolución del Parlamento son aplaudidos por la burguesía industrial. Sin embargo, Bonaparte realmente representa a la clase más numerosa de la sociedad francesa, los campesinos parcelarios, es decir la masa del pueblo francés. Estos campesinos no están articulados entre sí, no forman una clase. Y no son revolucionarios, son conservadores. Pero su régimen de división en pequeñas parcelas es lo que les acabará llevando a la ruina, agobiados por sus deudas hipotecarias. La burguesía que les presta capital y el Estado que les llena de impuestos pasarán a ser sus enemigos. Y sus nuevos amigos serán los proletarios urbanos.

En 1852, Bonaparte se coron aemperador como Napoleón III. Se apoyará en funcionarios, militares y curas para afianzar su poder. Aunque se presenta como defensor de los campesinos y del pueblo en general. Napoleón III quiere contentar a todas las clases, pero atrae a unas y le quita a otras, y acaba poniendo a todas en su contra.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on January 18, 2015 by in historia and tagged , , , , .
%d bloggers like this: