Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Agustí Segarra: Ricardo Mella, teórico del anarquismo español

mellaMella nace en Vigo en 1861 es más sedentario y teórico que Urales, más activo. Mella llega al anarquismo a través de la lectura de la madrileña Revista Social. Posteriormente, Mella funda y escribe en varios periódicos. Fue amigo de Azorín. Le cae bien el apelativo de “anarquismo literario”

Defiende los ideales ácratas más puros. En lo económico, es quizás el más ardiente defensor del sistema colectivista.

Se declaratá partidario de la CNT. Ataca la idea pedagógica de Ferrer y Guardia, en su lugar defiende una escuela que sólo ha de ser antidogmática, que enseñe a pensasr, sin ideologías hechas, basada en el estudio de conocimientos y hechos. Mella fue un acérrimo enemigo de los regionalismos.

Libertad

La libertad es la afirmación del hombre y la finalidad suprema del mismo. El Universo es vida que se desenvuelve en lo infinito con un orden y armonía aparentes, pero ese mismo orden puede variar. En esta incógnita aflora el antidogmatismo esencial en todo lo anárquico. Y la propia libertad humana, la libertad ilimitada de trazar su propio destino.

Los hombres no son simples engranajes de la mecánica social. No se aceptan las autoridades artificiales creadas por la fuerza. Aceptamos, eso sí, las opiniones de los más capaces.

Ahora bien, sin la asociación de individuos la vida es imposible.  La antinomia se resuelve, como dijo Proudhon, con el contrato social entre hombres libres, ya quien no es libre no puede asociarse sino someterse. El el contrato social de Rousseau, los deberes absorbían a lo derechos y el Estado a la sociedad.

El hombre

Mella recibe influencia de Stirner a través de los individualistas norteamericanos como Tucker. Para Mella, es necesaria una revolución individual, de un perfeccionamiento interior, como paso previo a toda acción renovadora radical de la sociedad.

Pero el hombre suele sucumbir al ansia de poder, por lo que se necesitará de una minoría consciente que dirija a la masa hacia su fin, la sociedad utópica anarquista.

Bakunin cree que “no hay que ilustrar al pueblo, sino conducirle a la revuelta”. Una vez emancipado ya se afanará en instruirse. Mella difiere, para él el revolucionario ha de ser un hombre perfecto, depurado de la corrupción social, lo que le lleva al innatismo de la bondad humana, que no es innata, sino que surge  cuando sigue el camino de la razón, que nos dirige a luchar contra la sociedad autoritaria.

Sociedad

La sociedad es sólo una yuxtaposición de individuos. Es pura metafísica. Mella niega el derecho social  represivo, emanado de la superstición religiosa, que la sociedad impone a sus componentes mediante normas de conducta social y que se opone al derecho individual. A todo ello opone el contrato instintivo entre hombres libres.

Siguiendo a Kropotkin, es el apoyo mutuo, y no la lucha por la vida, lo que tiene más fuerza en la Naturaleza.

Economía

La Ley del Número de Mella está influenciada  por Spencer. Así, el origen del parlamentarismo y de la delegación representativa es la manipulación de los derechos individuales. De esta manera, un puñado de ciudadanos alcanza la gracia de la “suprema sabiduría” tomando en sus manos la gracia de gobernar las vidas de los miembros de la sociedad.

Su optimismo económico es exagerado: “los productos abundarán por todas partes”. Fue un defensor del anarquismo de corte colectivista, que admitía la propiedad privada: los medios de producción son colectivos, pero el producto del trabajo corresponde a cada trabajador.

“El hombre, para ser libre, necesita de la propiedad”. Más adelante, acepta que la sociedad futura será la que decida su plan económico, de hecho, elegir el proceso a seguir ya sería una imposición, incompatible con una sociedad antiautoritaria. A partir de 1900 evoluciona hacia el anarquismo comunista.

Organización y Revolución

Mella era revolucionario, se oponía a los reformismos. Y era partidario de la abolición más aún que de la revolución. El privilegio de la propiedad, el egoísmo y la lucha por el éxito es lo que crea y fomenta la tiranía y los despotismos.

Para hacer la revolución, Mella confía en las minorías y las individualidades. Cree en el empuje de las minorías como fuerza motriz del progreso social y en la independencia personal como salvaguardia contra la “educación de rebaño” imperante.

Atacará duramente el terrorismo anarquista y todo tipo de violencia (imperante en las filas anarquistas entre 1904 y 1910),  porque aparta a las masas de las minorías conscientes. Ello le atrajo duras críticas que algunos sectores anarquistas. Pero reconoce que en el acto revolucionario final será forzosa la violencia. Aunque la “violencia en sí misma es odiosa, ya que ha sido utilizada por todos los poderes y tiranías.

Durante la I Guerra Mundial defendió a los aliados, mientras la mayoría del anarcosindicalismo español se declaró neutral en aras del internacionalismo proletario, al considerar la guerra un conflicto entre capitalismos. Pero Mella tuvo en cuenta la tradición democrática, la defensa de la libertad y el progreso en Francia e Inglaterra frente a Alemania y Austria.

La ley de las mayorías no es la ley de la razón. El progreso social se consigue gracias al empuje del individuo en rebelión abierta con la masa o con la mayoría. La historia demuestra que todos los adelantos se han realizado por virtud de repetidas negaciones individuales frente a las afirmaciones de la humanidad.

Mella ve en la organización anarquista la amenaza a la idea de libertad.

Moral

La propiedad privada es en sí misma la causa del mal universal. Su antídoto es la revolución. El político es portador del mal general, aunque sea bondadoso, el poder le va a corromper.. El hombre tiene una tendencia al bien, pero la bondad pacífica no es suficiente para cambiar el orden social.

La Coacción Moral es la influencia o presión que en nosotros ejercen los sentimientos de nuestros semejantes. Es recíproca y de voluntario acatamiento. La coacción moral hará posible una sociedad libre, basada en el intercambio de opiniones, la igualdad de condiciones y ningún tipo de gobierno. Son los sentimientos colectivos, el espíritu colectivo aceptado universalmente.

Esa coacción moral es en realidad una coacción social, es decir, un temor a la opinión pública. Una especie de super-yo freudiano. Así, se borra de la conciencia individual todo elemento coercitivo, toda idea de obligación.

Religión

Rechazar las pasiones como hacen la mayoría de las religiones equivale a proclamar el aniquilamiento del ser humano. A Mella no le interesa el ascetismo ácrata, su visión es más hedonista, busca la satisfacción de lo corporal. Cuando se pasan los límites de la experiencia se cae en la metafísica y los epsacios imaginativos.

El “amaos los unos a los otros” es imposible en un mundo donde la propia religión arma el brazo de uno de los bandos contrincanes. Mella sustituye el amor por la justicia. Y la caridad cristiana por la solidaridad anarquista.

Justicia

El vicio no es fruto de las pasiones, sino de las costumbres sociales, las leyes. En cambio, sólo el principio universal de justicia, alejada de lo trascendente, puede inspirar la conducta individual.

Al principio se pensó que la justicia venía de Dios, luego del Estado. Ahora Mella cree que sólo se puede dar entre hombres iguales y libres, que satisfacen sus necesidades y que son guiados por la Ciencia.

Progreso

“El hombre de hecho nunca es totalmente libre, sino que lo va siendo”. La evolución no es constante sino discontinua, con paradas, saltos y retrocesos. Sólo se advierte a largos intervalos.

 

Como resumen, se puede decir que Mella se muestra defensor de la idea y de la revolución interna y personal, es decir la autorrevolución, más que de la acción misma. Lo importante es el ejemplo personal y la coherencia en la conducta, que debe llevar a una rebeldía contra toda autoridad impuesta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on May 31, 2015 by in anarquismo, Ideologías and tagged .
%d bloggers like this: