Palabra de Jorge

Lecturas, escuchas y reflexiones

Annalisa Corti: La Revista Blanca. El problema català.

Recerques nº  2 (1972)

revista

Entre los colaboradores estaban Unamuno, Giner de los Ríos, Anselmo Lorenzo o Ricardo Mella

Annalisa analiza los artículos aparecidos en La Revista Blanca entre entre 1923 y 1936 en Barcelona (ya se había editado en Madrid entre 1898 y 1905). La revista defiende la pureza y el ideal anarquista, el interclasismo, al antiestatismo, el internacinalismo y el federalismo, en lugar del catalanismo burgués que quiere fundar una nuevo estado. El federalismo es el único sistema que no puede caer en la dictadura ni en el nacionalismo.

El editor, Federico Urales, dice que las almas de Cataluña y Castilla no son mejores ni peores, pero no pueden casar.  Aunque también se publica que el socialista, el republicano y el comunista catalán son más independientes, rebeldes y autonomistas que los de otras regiones españolas.

Los colaboradores de la revista eran conscientes de dos problemas: el social y el nacionalista:
– el antagonismo burguesía industrial catalana – oligarquía agraria española
– el antagonismo burguesía – proletariado, que cuando era muy exhacerbado, llevaba a la burguesía catalana a aliarse con el poder central, quien tenía el poder militar, renunciando a su catalanidad. Ello generó poco a poco un movimiento hacia un catalanismo de izquierdas y popular representado por ERC.

Para los anarquistas, el catalanismo era sólo burgués. De hecho, La Lliga reprimió durante al obrerismo catalán entre 1916 y 1923, que se entusiasmó con la revolución bolchevique de 1917. La patronal favorció la represión del comisario de policía Bravo Portillo y del barón de Koening. Se crearon los Sindicatos Libres para oponorse a los SIndicatos Únicos de la CNT. En realidad no fue nunca una organización obrera, sino una banda de sicarios para el exterminio de obreros y líderes sindicales. La dictadura de Primo de Rivera casi fue recibida con alivio por el obrerismo.

De 1921 a 1923, con el gobernador civil Martínez Anido y el jefe de policía general Arlegui se creó la llamada “ley de fugas”. Los obreros eran sacados de las cárceles y esperados cerca de sus domicilios, pistola en mano, para ser asesinados. En otras ocasiones, eran trasladados sin atar de uno a otro centro oficial, para que intentaran escapar y entonces pudieran ser acribillados a balazos1930

Así como Pi i Margall era venerado, Cambó era especialmente atacado en La Revista Blanca. La aministía del gobierno Berenguer, en 1930 sólo benefició a presos catalanistas.La Lliga elevó al Tribunal Constitucional la Llei de Contractes de Conreu aprobada por el Parlament Catalán. Eso fue una de las causas del golpe independentista del 34.

En cambio, la Revista Blanca había demostrado una gran simpatía por los Esquerra, de indudable moralidad y con cuyos líderes (Aiguadé, Lluhí i Vallescà, Companys) habían compartido cárcel los anarquistas, quienes además pensaban que la República no los podría tratar tan mal como la Monarquía. La Revista empezó teniendo confianza en la Generalitat, incluso los anarquistas votaron favorablemente en el referéndum para la aprobación del Estatut y en las elecciones a favor de ERC.

Pero ERC se volvió inoperante cuando llegó al poder en 1931: un gobierno español centralista (primero con Alcalá Zamora y Maura, y después con Prieto, Largo Caballero y Fernando de los Ríos), el sector derechista y ultranacionalista de Estat Català, una Lliga revanchista y el obrerismo impaciente y reivindicativo.

En la Revista Blanca se dice que ERC ha conseguido el Estatut de Autonomía a cambio de aceptar la Ley de Defensa de la República, las deportaciones, el control sobre la CNT, la creación de los Guardias de Asalto, la Ley de Orden Público, Casas Viejas y la represión del anarcosindicalismo que llevaron a cabo Dencàs y Badia a partir de 1933. ERC quería, pero no lo consiguió, una CNT dócil, igual que los republicanos domesticaron al PSOE. Por eso la CNT no apoyó la intentona independentista de 1934. Al llegar 1936, unos estaban luchando por lo social y los otros por lo catalán. Y curiosamente ERC estaba aliada en lo social con los comunistas, si bien éstos eran centralistas.

Annalisa cree que esta oposición de los anarquistas a ERC beneficiaba al centralismo español.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on April 13, 2014 by in anarquismo, historia and tagged , , .
%d bloggers like this: